publicidad

publicidad

Claudia Margarita dejó al descubierto el fiasco del CDT ganadero y pesquero

En 2014, durante la primera administración de Luis Alberto Monsalvo, fue puesto en marcha el proyecto del Centro de Desarrollo Tecnológico (CDT), cuya inversión era superior a los 77 mil millones de pesos con recursos del Sistema General de Regalías (SGR), el objetivo era trabajar en los avances tecnológicos y científicos para ampliar las capacidades en ciencia, tecnología e innovación del sector agropecuario y pesquero del Cesar. Sin embargo, al día de hoy, este proyecto quedó en veremos, y tal parece que esa platica se perdió, ¿qué pasó?

 Los diputados de la Asamblea del Cesar, Claudia Margarita Zuleta y Ricardo ‘Quintín’ Quintero hicieron un debate de control político en el que quedaron expuestas las irregularidades contractuales detrás de los recursos que se destinaron para el CDT ganadero y pesquero del Cesar.

Estamos hablando del primer gobierno de Luis Alberto Monsalvo, en el cual se gestó el proyecto que tenía por nombre la: “Consolidación de las capacidades de ciencia, tecnología e innovación del sector agropecuario del departamento del Cesar”, por un valor de $77.265.278.650 con recursos de regalías. Sin embargo, las metas incumplidas detrás de este proyecto lo convirtieron en un completo fracaso, y hoy trascurridos 6 años son más las irregularidades que lo logros obtenidos.

Para poner en contexto es preciso recalcar que, amparados en este proyecto, en ese mismo 2014 se suscribe el primer contrato en el cual inicialmente se planeó invertir algo más de 50 mil millones de pesos que tenía como meta la construcción de las dos sedes que tendría el CDT, el ganadero que se edificó en Valledupar, y el pesquero que debía hacerse en el municipio de La Paz. Y es precisamente esta última sede la que presenta los mayores atrasos en ejecución, puesto a que debía terminarse a finales del 2015, hoy en agosto del año en curso no ha sido terminado y lo peor es que no se vislumbra una pronta culminación.

Le puede interesar  'Que cese la indiferencia con los trabajadores de la salud': Claudia Margarita Zuleta

Con la sede del CDT Pesquero ha ocurrido lo que ya pasó con la sede de la Universidad Nacional también en La Paz o el hospital regional de Aguachica, en donde las prórrogas, modificaciones al contrato y las infaltables adiciones presupuestales, han convertido la obra en un dolor de cabeza que cada día se hace más inviable.

Metas incumplidas y problemas en la planeación y ejecución

Durante el debate de control político en la Asamblea del Cesar frente a lo que respecta la ejecución de este proyecto, se identificaron varios problemas ligados a la falta de planeación.

“La idoneidad del CDT, ausencia del documento convencional, no se establecieron los criterios para garantizar la sostenibilidad del mismo, se hizo una equivocada localización de las sedes, la insuficiente socialización con la comunidad, incumplimiento de los plazos del contrato además de las modificaciones irregulares que hicieron inviable el cumplimiento de las obligaciones, sobrecostos y un nuevo contrato sobre un proyecto desfinanciado”, indicó la diputada Zuleta.

Además de ello, se hicieron modificaciones irregulares que hicieron imposible el incumplimiento de las obligaciones del contrato, como por ejemplo nadie se explica el por qué la administración departamental diciembre del 2016 autoriza al contratista realizar el traslado de los recursos aún no ejecutados en el componente de construcción de edificaciones del CDT Pesquero, para adicionarlos al CDT ganadero.

Así va la sede del CDT Pesquero en La Paz.

Con esa maniobra que tomó la administración de manera arbitraria que lo único que dejaría entrever es que se hizo para privilegiar lo que en su parecer era más importante: garantizar recursos para financiar una adición de casi quince 15 mil millones de pesos a la obra del CDT Ganadero que paso de veinte nueve 29 mil millones a 44 mil millones de pesos. Pero lo peor de todo es que esto se habría hecho sin someter a consideración del Ocad, como es establecido por las disposiciones cuando se trata de recursos de regalías.

Le puede interesar  El mensaje que le envió Claudia Margarita Zuleta al presidente Iván Duque

Pero las improvisaciones no pararon, puesto que con la obra del CDT Pesquero inconclusa después de cinco años de injustificadas prorrogas, la administración toma la decisión de montarse en nuevo contrato, esta vez por 10 mil 800 millones de pesos. Este nuevo contrato, del que también pueden cuestionarse los costos, esta aparado bajo el mismo proyecto de consolidación de las capacidades de ciencia y tecnología que dio vida al primer contrato de obra y que ya había agotado completamente su ejecución presupuestal, es decir se le inyectó más recursos a una obra que venía desfinanciada desde su origen.

Así va la sede del CDT Pesquero en La Paz.

En conclusión, este debate dejó al descubierto que los objetivos generales, y las más de trece metas de producto contempladas en el proyecto, al día de hoy y después de ejecutados todos los recursos presupuestados, el Cesar está lejos de ver cumplida sus promesas, puesto que no hay tesis de doctorado, ni las publicaciones científicas, ni los grupos de investigación, ni la infraestructura CDT Pesquero, ni el modelo productivo para la competitividad, ni el sistema de monitoreo para la productividad, ni ninguna de las metas trazadoras que podrían impactar en la transformación de la vocación productiva del departamento, a través del desarrollo tecnológico y la innovación científica, han sido logrados a pesar de los multimillonarios recursos invertidos.

 

 

publicidad

publicidad