publicidad

publicidad

«Colombia se ha mantenido en un escenario de impunidad»: CIDH

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) la desaparición forzada del soldado Óscar Tabares Toro, producida en 1997, al parecer, por sus compañeros luego que lanzara una granada a una carpa en la que «se encontraban sus superiores».

«Si bien algunos soldados refirieron que la víctima habría huido después de lanzar la granada, la Comisión notó que estas versiones resultaban contradictorias con otras y fundamentalmente provenían de militares que habrían estado involucrados en los hechos y que, estarían sujetos a una cadena de mando» señaló.

Para el órgano internacional, la investigación en Colombia se ha mantenido en un escenario de impunidad porque, ni el Ejército quiso establecer el paradero del militar, y la Fiscalía tampoco tuvo muchos avances en sus pesquisas.

Le puede interesar  CIDH comienza oficialmente su visita de trabajo en Colombia

Todo esto derivó que, aunque la familia del militar solicitó una inspección al lugar de los hechos, la misma solo se realizó tres años después.

«Las acciones que se realizaron en los procesos seguidos a nivel nacional han sido ineficaces y no se ha demostrado que estuvieran encaminadas a una búsqueda activa, seria, imparcial y efectiva de la verdad de lo ocurrido ni a localizar el paradero o los restos del desaparecido» concluyeron.

En sus observaciones al estado, la Comisión le solicitó establecer resultados medibles en el tiempo y reparar adecuadamente todas las violaciones a los derechos humanos reconocidas en el informe.

publicidad

publicidad