publicidad

publicidad

Concesión de alumbrado público gana pulso a veeduría ciudadana

La Concesión de Alumbrado Público de Pelaya le responde a la veeduría ciudadana que los acusa de no hacer la inversión que se requiere para brindar un buen servicio, además recientemente se conoció un fallo de una acción de tutela que favoreció a dicha organización.  

Lo primero que hay que decir es que la acción de tutela que inicialmente había admitido el Juzgado Promiscuo de Pelaya falló a favor de la concesión y no de la veeduría como se había dicho inicialmente. En ese sentido, el fallo asegura que la veeduría sí recibió la información que esta había solicitado.

“De acuerdo con las pruebas allegadas al expediente, quedó demostrado que la accionada dio respuesta clara, precisa y de fondo sobre lo peticionado por el interesado. La actuación descrita satisface plenamente las pretensiones del accionante, puesto que se ejecutaron las acciones tendientes a satisfacer lo pretendido por el interesado, en consecuencia, el Despacho declarará la existencia de un hecho superado en el presente caso”, dice el fallo textualmente que se conoció el pasado 2 del mes en curso.

Le puede interesar  Personería de Pelaya interviene ante denuncias de abusos por parte de Electricaribe

Igualmente, la concesión asegura que no es cierto que un funcionario o personas llegadas a dicha organización estuviesen intimidando a uno de los integrantes de la veeduría, respondiendo a la acusación que está por escrito, y con copia al ministerio de Interior, Fiscalía, Unidad Nacional de Protección y la Procuraduría, que advierte lo contrario.

“Esta afirmación, a todas luces trasciende a un ámbito más delicado y coloca al afectado, como presunto perpetrador de un delito, al supuestamente “amedrentar” al integrante de la veeduría que interpuso la tutela, afirmación que además de ser falsa, es peligrosa y debe ser rectificada, pues no existen pruebas siquiera sumarias que acredite la veracidad de la situación narrada, en este párrafo de la nota informativa”, aseguró la concesión a través de una comunicación.

Finalmente, el representante legal de la concesión, rechazó que se esté haciendo uso indebido de los recursos de destinación específica, provenientes del recaudo del impuesto de Alumbrado Público, los cuáles son administrados por una entidad fiduciaria, quien es la encargada de efectuar los pagos por concepto de suministro de energía, a la empresa comercializadora de la zona, repotenciación, modernización operación y mantenimiento del sistema, así como también el pago a la interventoría del contrato, comisión fiduciaria, y demás erogaciones necesarias para la prestación óptima de este importante servicio.

Le puede interesar  En Pelaya se realizan controles de seguridad

“Es menester aclarar que a la fecha, no hay fallo judicial, ni actuación administrativa, que haya determinado algún tipo de mal manejo, o ejecución ineficiente del contrato de concesión para la prestación del servicio de alumbrado público, por lo tanto, el hecho de aseverar que el supuesto control iniciado por el veedor tenga ese fundamento, también es contrario a la verdad y afecta negativamente la imagen del concesionario, quien hasta la fecha ha venido cumpliendo con sus obligaciones contractuales, mejorando la calidad del servicio en todo el territorio del Municipio de Pelaya”, concluye Muñoz.

publicidad

publicidad