publicidad

publicidad

¿Cuál empresario que acusan estar detrás del fracaso de James y Falcao?

La carrera de ambos pudo haber sido mucho más exitosa, pero el mánager prefirió hacer negocio con ellos y ponerlos a jugar en equipos de segunda categoría. James Rodríguez y Falcao García hace muchos años que ya no están en sus manos. Son los representantes de ellos quienes se encargan de las negociaciones con los equipos y manejan los hilos de las carreras deportivas.

Hay jugadores como Lionel Messi, quien protagonizó el fichaje del siglo al irse al PSG, que tienen como representante a alguien de su familia. En el caso del argentino es su padre Jorge. Sin embargo, otros futbolistas prefieren que sus representantes sean grandes empresarios que se dedican a eso, y uno de los más grandes de todos ellos es el portugués Jorge Mendes.

Mendes, preside la compañía Gestifute, bajo la cual representa a gran parte de la élite futbolística mundial. Es el representante de jugadores como Cristiano Ronaldo, Ángel Di María, Pepe y Bernardo Silva.

Entre los más de 100 futbolistas que Mendes representa hay dos colombianos: James Rodríguez y Falcao García. Desde hace muchos años él ha estado representando a los dos mejores colombianos de la generación dorada, pero ambos son jugadores que en su momento pudieron decidir mucho mejor los equipos a los que pudieron marcharse. Sin embargo, Mendes se rige por el dinero, ya que cobra comisiones que varían del valor por el que se haga el traspaso de sus futbolistas.

Le puede interesar  Nueva polémica de James por celebración en un yate

Falcao supo ser el mejor delantero del mundo en 2012 y 2013, cuando ganó la Europa League con el Atlético de Madrid y de la mano de Diego Simeone puso a temblar al Real Madrid y Barcelona en España. Además, fue el líder de la Selección Colombia que se clasificó al mundial de Brasil 2014, regresando a la tricolor a una copa mundial luego de 16 años de ausencia.

A mediados de 2013 el Atlético le ganó la Copa del Rey al Real Madrid con una exhibición del colombiano, y ya se rumoreaba que Falcao podría llegar al Madrid en ese año o después del mundial el año siguiente.

Todo estaba encaminado para que jugara en el Santiago Bernabéu, pero Mendes le convenció que era mejor ir al Mónaco de Francia. Un equipo recién ascendido con un multimillonario ruso como presidente le ofreció más dinero de lo que podrían ofrecerle en Madrid, y Mendes convenció al ‘Tigre’ de irse a Francia en vez de ir al equipo más histórico del mundo.

En Francia su carrera se arruinó. Sufrió la lesión de ligamentos que lo dejó sin mundial y tardó dos años en volver recuperar un nivel de élite, pero sin llegar a ser nunca el Falcao que fue en 2013. El plan del colombiano era llegar al Real Madrid en 2014 después del mundial, pero el que terminó allí fue James.

Le puede interesar  James Rodríguez desmiente su 'fichaje' por el Atlético de Madrid

El espectacular rendimiento de James en Brasil le valió para que el equipo español desembolsara 80 millones de euros por él y traerlo como el nuevo 10 del equipo. El colombiano respondió a la altura la primera temporada, pero ya después con Rafa Benítez y Zidane como técnicos perdió protagonismo.

Sin cupo en el Madrid, James tuvo que irse al Bayern en 2017 y durante dos años enamoró a los alemanes. Hinchas y cuerpo técnico estaban encantados con el colombiano y querían comprarlo definitivamente, pero James y Jorge Mendes no estuvieron de acuerdo porque al 10 no le gustó el estilo de vida y clima de Alemania.

Finalmente, James terminó volviendo al Madrid, tuvo una temporada desastrosa, sin oportunidades como suplente y terminó saliendo al Everton donde tampoco está en su mejor momento. La diferencia entre estar en el Everton o el Bayern, uno de los más grandes de Europa es abismal. James podría estar ahora mismo liderando un equipo que, por ejemplo, ganó la Champions League de 2020, pero en parte por culpa de Jorge Mendes hoy en día está peleando por ser titular en un equipo de media tabla de la liga Inglesa.

publicidad

publicidad