publicidad

publicidad

Delwin Jiménez se defiende de quienes aseguran que no será un contralor imparcial

Con los ánimos caldeados estuvo la elección de Contralor Departamental del Cesar que dejó como ganador a Delwin Jiménez Bohórquez. La bancada de oposición liderada por Centro Democrático con Claudia Margarita Zuleta y Ricardo Quintero Baute advirtió supuestas inhabilidades de quien deberá ejercer control político en el Cesar.

Durante la exposición de Jiménez Bohórquez, los diputados del partido Centro Democrático cuestionaron su postulación por ser representante del Ministerio de Trabajo en el Cesar, así como criticaron su nombre al ser esposo de una prima hermana del gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco, por lo que cuestionaron que no tendría independencia para hacer control a la administración departamental.

La sesión se extendió por casi cinco horas y se convirtió en un escenario de debate entre clases de conceptos jurídicos para tratar de aclarar cualquier duda. Señalamientos, conceptos jurídicos y hasta éticos fueron los temas centrales durante la elección del nuevo contralor Departamental para el periodo 2020-2021.

Durante la jornada, el diputado Jorge Barros Gnecco fue recusado por Carlos Alberto Payares para votar al estar inhabilitado por estar en cuarto grado de consanguinidad con el gobernador Luis Alberto Monsalvo, a quien el contralor le hace control administrativo.

Así las cosas, solo nueve de los 11 diputados participaron de la elección pues a raíz de la recusación, Barros Gnecco y José Mario Rodríguez se declararon impedidos. El primero por la familiaridad con el mandatario y el segundo porque Jiménez Bohórquez fue su apoderado en un proceso judicial.

Aclarados los puntos y escuchados los candidatos se retomó el rumbo de la sesión y por votación nominal, los diputados eligieron con seis votos a Delwin Jiménez como Contralor Departamental del Cesar, quien aseguró que debe hacer un diagnóstico de control fiscal de la situación del departamento. “Hoy tenemos unos recursos que se están escapando y que son objeto de investigación de procesos administrativo por parte de la contraloría que superan los nueve mil millones de pesos”, acotó.

El nuevo contralor aclaró que frente al escenario de la situación jurídica que manifestaron algunos de los diputados “era un algo que estaba previamente aclarado. No nos presentamos bajo un escenario de irresponsabilidad, sino que se había estudiado las posiciones de la Corte Constitucional que había dado cierre a la duda que existía frente a una posible inhabilidad”, precisó.

En cuanto a su cercanía con la familia del gobernador Monsalvo, dijo que en su vida pública ha actuado con transparencia y responsabilidad “y bajo ese escenario mi matrimonio no es de hoy, ni es la primera vez que uno se encuentra situaciones de familiares y amigos. Porque los impedimentos generan no solo con ocasión de la consanguinidad o afinidad con x o y servidor público, también se predica en el escenario de amistad o enemistad íntima con alguna persona y en su momento tendré que asumir con responsabilidad cada situación que se me vaya presentando”, recalcó.

Para el cargo de Contralor del Departamento del Cesar los tres candidatos finales fueron Delwin Jiménez Bohórquez, Yomaira Bohórquez Araujo y Carlos Alberto Aramendiz Tatis. Ellos presentaron entrevista ante la Asamblea, previo al estudio de hojas de vida.

La primera en pasar fue Yomaira Bohórquez Araujo, administradora financiera y de sistemas; seguidamente fue llamado Delwin Jiménez Bohórquez, abogado y magíster en Derecho; y cerró Carlos Alberto Aramendiz Tatis, abogado y especialista en Derecho Administrativo.

publicidad

publicidad