publicidad

publicidad

Dos trabajadores del Idreec tocaron fondo, les deben 25 meses de salario

En el Idreec le deben más de 25 meses de salario a los trabajadores de la empresa, esta situación lamentable provocó que miembros de la entidad tengan crisis económicas, a tal punto que llevó a uno de ellos a la muerte, mientras otro tuvo que abandonar la casa que tenía en arriendo e irse a vivir a las propias instalaciones del instituto ya que no tiene cómo pagar un nuevo sitio. Semanario La Calle hace público estos dos casos que evidencian la nefasta crisis económica que atraviesan estos trabajadores.

El señor José Domingo Granados, ‘Mingo’ como le llamaban algunos compañeros de cariño, era el mensajero que trabajó por más de 20 años en el Idreec, pero falleció la semana pasada, al parecer, por toda la preocupación y ansiedad que le habría generado las deudas a las que tuvo que someterse con los bancos por la falta de pago. Sus compañeros lamentan su partida y advierten que esta situación es por la empresa en la que ha trabajado la mitad de su vida. “La deuda es desde el 2017; nos deben 24 meses de sueldo, una situación muy crítica y desesperante”, dijo Liliana Chinchilla, educadora especial.

La trabajadora hizo referencia a la situación que vivió el compañero fallecido tras toda su angustia.  “Lo que sé es que él estaba en su casa muy tranquilo, triste porque no podía trabajar, él era el mensajero del Idreec, una persona que lo conocen todas las entidades de salud del departamento, nos servía a todos y era un gran compañero. No lo dejaban trabajar por su edad y eso también lo deprimió mucho. Lo que nos cuenta su hijo es que él estaba tranquilo y lo llamó un banco a cobrarle y cogió mucha rabia porque en realidad sus hijos de alguna manera lo ayudaban a pagar y, pero lo molestó la situación y se estresó mucho ese día”.

El hijo ‘Mingo’, Eduardo Luis Granado Coronado, mencionó la dura situación emocional a la que su padre se enfrentó por la falta de pago de su salario, episodios que propiciaron su muerte mediante un infarto fulminante. “El día a día de mi papá, el estrés emocional y la falta de recursos, fue algo fundamental para que tuviera esa recaída, era algo que le daba muy duro; mi papá emocionalmente no estaba bien. La cobradera de las instituciones a las que le debía era mortal para él. Hoy estamos acá sin la vida de mi papá, con tanto dinero acumulado y no poder visitar un médico o darse los lujos que él en vida quiso… hoy tenemos la perdida de mi papá”.

La historia de Edinsón José Trespalacios, ‘Encho’

Otro de los casos que conoció La Calle es el de ‘Encho’, como lo llaman sus amigos y compañeros de trabajo, quien debió dejar la vivienda donde vivía porque debía cuatro meses de arriendo y no tuvo cómo pagar. Según cuentan sus compañeros, tuvo que trasladarse a un lote del mismo Idreec mientras solucionada su estado económico. Actualmente, son cinco los miembros de su familia. Desde la entidad alertaron a ‘Encho’ que debía máximo tardar tres días en esa zona y después debía irse con sus familia y pertenencias. Trespalacios ha sido auxiliar de servicios generales por más de 25 años en el Idreec y le adeudan la misma cantidad de salario que sus compañeros.

“Triste porque algunos compañeros estamos pasando por situaciones muy difíciles entre esos ‘Encho’, quien es el jardinero y lo sacaron de donde él vivía por deber cuatro meses de arriendo, lo único que él encontró fue irse a vivir a un lote que está al lado del Idreec que fue donde se prestó el servicio a los venezolanos en algún momento, está viviendo en situaciones precarias y la institución le ha dicho que solucione y busque para donde irse porque no pueden permitirle vivir ahí y yo entiendo, pero es por la deuda. Eso entristeció mucho a mi compañero ‘Mingo’ porque si algo quiero resaltar de él es que lo que sufría cualquier persona, él también lo sufría”, aseguró Liliana Chinchilla.

Los trabajadores del Idreec hacen un llamado al gobierno departamental para que intervenga las condiciones económicas por la que los 33 miembros están pasando junto a sus familias por la falta de pago. La muerte de ‘Mingo’ fue el acontecimiento principal que ha llevado a estos ciudadanos que llevan más de 20 años de servicio a lamentar la situación. “Tengo un dolor grande en mi corazón, un compañero de muchos años, una persona intachable, nunca se le vio un defecto, colaborador con todos los compañeros de la empresa. Él era de los que iba y venía. No veía lluvia, no veía sol, no veía nada para cumplir los objetivos de la empresa. Nos duele esta pérdida”, dijo Yarai Mauri, funcionaria de Idreec.

Los pensionados no se escaparon

En el Idreec no sólo deben a los trabajadores sino también a los pensionados, quienes no se escaparon de la hecatombe económica. “Salí pensionada, duré trabajando 26 años, pero en la actualidad me deben 11 meses. Puse una tutela y el juez no me la dio a favor y me dijo que yo tenía mi mesada y con eso podía sobrevivir. Es decir, pierdo todos mis años de trabajo. Hoy estamos despidiendo un compañero de trabajo sin su salario de 24 meses, eso fue un detonante para él. Lo mas preocupante es hay más que tampoco tienen cómo sobrevivir porque ese es su trabajo de tantos años”, dijo Maribel Bello Nieves, pensionada del Idreec.

Desafortunadamente, hasta el día de hoy no se han jalonado recursos y la falta de voluntad política es uno de los golpes que ha aumento a gran escala el musculo financiero de la institución.

Nicolasa Martínez, gerente del Idrecc

Semanario La Calle se comunicó con la gerente del Idrecc, Nicolasa Martínez, quien debido a quebrantos de salud no pudo dar declaraciones.

 

publicidad

publicidad