publicidad

publicidad

El Cartel del falso Covid toca la clínica Arenas de Valledupar

La publicación hecha por La Calle, sobre los falsos positivos para Covid-19, fue el detonante para que más cesarenses denuncien irregularidades por parte de las entidades de salud frente a dicho caso. Semanario La Calle conoció dos denuncias más de ciudadanos que perdieron a un ser querido en la clínica Arenas de Valledupar y hasta el día de hoy, desconocen si realmente fue por Covid-19.

¡El cartel del Covid no para! Después de las denuncias recepcionadas a varios ciudadanos en este medio de comunicación, las alarmas de muchos otros se activaron con el tema de los falsos covid. Situación que agrava y pone en tela de juicio el proceder de las entidades de salud de Valledupar y que harían parte de las irregularidades relacionadas con los pacientes que “dicen” mueren por Covid-19.

“Eso lo hicieron en todo Colombia. Los encerraban (a los pacientes) incomunicados y luego llamaban a decir que pasaran por su cofre (el del fallecido). Sea cualquier patología, lo pasaban como Covid. Clínicas de muerte. Mercaderes del Covid”.

“Eso viene pasando en el país y en el mundo, pero Colombia como siempre se pasa de la raya y hacen de las suyas los gobernantes”.

“Mi padrino entró por una crisis de azúcar… lo incomunicaron y murió en soledad después de cinco días. Mi primo entró por una cardiopatía que se descubrió en la clínica, hicimos la prueba particular y salió negativa, la clínica no hizo la prueba y cuando murió lo querían entregar en plástico. Mi papá, paciente con cáncer sin tratamiento por seis meses y con ocho peticiones para infectólogo que no se lograron y se complicó… incomunicado 23 días dando lucha… El ambiente gris, desolado y falta de calidad no mejora a nadie. Las tres muertes en mi familia en un lapso de 30 días”.

Fueron alguno de los cometarios que recibimos en nuestras redes sociales después de publicar la existencia de un posible cartel de personas que mueren por una patología y terminan con Covid-19.

Semanario La Calle aclara que no emite acusaciones directivas en contra del personal de salud. Además, se abstiene de mencionar nombres que incluso han sido facilitados por los denunciantes con el propósito de proteger la información personal del sujeto y su integridad; sin embargo, la entidad de salud mencionada en esta noticia hace parte de la denuncia de los usuarios. Sí estas emiten aclaraciones con pruebas como contraparte serán igualmente recepcionadas por este medio.

Los ciudadanos mantienen sus denuncias anónimas por temor a posibles represalias por parte las clínicas o entidades que son el motivo de su queja.

¿Quién miente?

En ese sentido, una de las denuncias que conoció La Calle, es de un joven que asegura que su padre de 66 años de edad, ingresó a la Clínica Arenas mal de los pulmones. Sin embargo, no observaron en él sintomatología aparente relacionada con el Covid-19, pese a ello fue internado en la zona Covid de la entidad y aislado: “A mi papá lo llevamos un viernes en la noche mal de los pulmones, él sufría de la enfermedad de Epoc por más de 20 años. Apenas llegó lo metieron a la urgencia de la Clínica Arenas en el área de pacientes Covid pero aislado. Ahí duro casi 20 horas y murió”.

Lo curioso de este caso es que en la Clínica Arenas le hicieron la prueba de Covid-19 y el dato facilitado por el Laboratorio de Salud departamental fue positivo para SARS-Co2. Con algunas dudas, los familiares decidieron realizar la prueba de manera particular y esta resultó negativa.

Ambas pruebas fueron recepcionadas en la misma fecha, el 26 de septiembre del 2020.

“Al momento de entregarnos a mi papá nos dicen que es positivo para Covid, nosotros al saber el cuidado y que no tenía los síntomas, le hicimos la prueba particular en la Clínica Médicos y nos salió negativo. Por eso, reclamamos el cuerpo y le hicimos su velorio normal. A los 10 días reclamamos los resultados del examen (el que le habían hecho en la Clínica Arenas) y el resultado fue positivo”.

Siendo así, los familiares se encuentran con algunas dudas relacionadas con el reporte de la Clínica Arenas, ¿quién dice la verdad?

Finalmente, el familiar dijo: “estamos seguros que ellos están metiendo los exámenes positivos para cobrar la plata que les da el gobierno por los pacientes Covid.”

No sabe si enterró a su esposo

Las personas que mueren por Covid tienen un proceso de entierro que no permite que sus familiares tengan contacto con el cuerpo.

El otro caso fue denunciado por una mujer, quien reservó su nombre, comentó que su esposo fue ingresado a la Clínica Arenas con dificultad respiratoria y fue aislado como paciente sospechoso para Covid-19. Sin embargo, sólo tardó 12 días en el centro asistencial a pesar que le dieron esperanzas en su proceso, luego que fuera intubado: Él estaba un poco enfermo y empezó con asfixia. Lo llevé a la Clínica Arenas y me dijeron que estaba muy mal y debían intubarlo de manera inmediata y que si no lo hacía se moría. Como esposa consulté a los familiares para que dieran el permiso de intubarlo y lo hicieron e ingresó a UCI como paciente sospechoso de Covid-19. Me dijeron que no podía verlo porque estaba en zona Covid además que me llamarían todos los días para darme información”.

La ciudadana comenta que su esposo fue confirmado como paciente para Covid-19 dos días antes de morir.

“Pasaron los días y me decían que iba mejorando y lo que le estaban haciendo. Él duro 12 días en la Clínica pues ingresó el 18 de septiembre y dos días antes de morir me dijeron que era positivo para Covid-19. Falleció el 29 de septiembre. Nunca en ningún momento me dejaron ver a mi esposo ni de lejos después de morir, no pude ver que sí era él quien estaba ahí y que estaba muerto”.

Como a la mujer no le permitieron ver el cuerpo de su marido, ella hasta el día de hoy desconoce si fue realmente su compañero sentimental al que sepultó. Pidió a través de esta denuncia, que se le permitiera hacer una exhumación del cadáver para comprobar si se trata de su esposo.

“Yo quisiera que se le hiciera exhumación al cuerpo para yo saber si es él al que yo enterré o no. Hay muchos casos a los que le entregan el cuerpo al familiar pero no es el paciente. Esa es mi inquietud y mi rabia. En ningún momento me dejaron ver que era mi esposo el que estaba ahí; me dijeron que ese protocolo no lo usaba la Clínica, pedí evidencias a través de fotos y me lo negaron”, finalizó.

publicidad

publicidad