El ‘gallo tapao’ que tiene ‘DILO’ en La Jagua de Ibirico

En un as bajo la manga que pretenden tener como un ‘gallo tapao’, se convirtió Leonardo Hernández para el senador Didier Lobo junto a la alcaldesa Yarcely Rangel y el gestor social Edgar Barraza, quienes en vista de que tendrían la alcaldía embolatada para el próximo periodo, estarían armando una jugada bajo la mesa. La Calle conoció los detalles de este plan en el que no habría espacio para Misael Liz Quintero. Las movidas del grupo político de la administración se dan por un hecho en particular, el crecimiento que ha tenido Ovelio Jiménez y que hoy es una amenaza en sus intenciones de mantener el poder en La Jagua.

Todo está armado

Dicen que ‘lo que sube como palma baja como coco’, así podría describirse el panorama político que hay hoy en La Jagua de Ibirico en el norte del Cesar, situación que, entre otras cosas, ya la ha venido anunciado este medio de comunicación y que tiene que ver con el evidente descenso con la que viene la campaña con la que el movimiento político DILO pretende mantener el poder para el próximo periodo. Esta no es otra que la de Misael Liz Quintero, quien terminó siendo el títere de un acuerdo para que así entre ellos mismos no terminaran rompiendo relaciones, toda vez que nadie desconoce que tanto la alcaldesa Yarcely Rangel como el senador Didier Lobo, tenían cada uno su candidato, y el haber elegido uno de estos sin estar en mutuo acuerdo habría sido el fin de esta sociedad que tiene el manejo de la casa municipal en un porcentaje de 50% para cada uno.

Pero como el hambre de poder es algo que solo se sacia ganando más poder, estos dos personajes tendrían su plan B, dejando como gran ganador de ese revuelo a Leonardo Hernández, hijo del desaparecido ‘Juanchón’, quien fue alcalde de este municipio.

‘El León’, como le llaman, pasó de ser uno más del montón que llegaría a ningunear en el debate regional, a ser la tacita de té de la mandataria y el senador, quienes estarían apoyándolo por debajo de cuerda con el fin de coronar la alcaldía, haciendo de esta manera frente a Ovelio Jiménez, con dos candidatos, aunque se cree que al final solo uno será el candidato.

Le puede interesar
Nueva convocatoria para proyectos de vivienda en el Cesar

La parafernalia

Como un ganador, así caminó algunas calles del municipio el precandidato a la alcaldía Misael Liz Quintero, quien el pasado martes 25 de junio presentó ante la Registraduría Nacional 15.733 firmas para su revisión y posterior a ello poder inscribir su nombre como candidato a la alcaldía de La Jagua de Ibirico, esto a través del grupo significativo DILO, ‘Unidos por el Progreso’.

Sin embargo, pese a que el hombre lució orgulloso sus miles de firmas, que muchos en la localidad se preguntan cómo recogió si tiene muy poca aceptación, su inscripción tiene dos posibles finales; el primer de ellos es que sus padrinos políticos le ordenen recoger la campaña y adherirse a la de Leonardo Hernández, que armen una pantomima en plaza pública con un discurso preparado y que la gente quede como si nada hubiera pasado y el segundo es que Liz Quintero decida irse de frente contra la marea con o sin apoyo del senador y la mandataria.

Ovelio Jimenez sería la ‘piedra en el zapato’ para el senador Didier Lobo cumplir con su objetivo de seguir manejando la alcaldía de La Jagua

Si la decisión de Liz Quintero es la segunda, sería reflejo de un declive, puesto que, de ser la primera y única supuesta opción para la dirigencia del municipio, este hombre estaría por repetir la historia del hoy candidato a la alcaldía por segunda vez Ovelio Jiménez Machado, quien para el pasado debate aspiró llegar al palacio municipal, tras renunciar a su cargo como secretario de Planeación por tres años en el gobierno de Didier Lobo. Al parecer, para ese entonces el dirigente Lobo Chinchilla prometió respaldarlo y acompañarlo hasta el final para dejarlo como sucesor, sin embargo no fue así, toda vez que tenía bajo cuerda a la actual mandataria Yarcelys Rangel, a quien al final acompañó de frente con toda la maquinaria a disposición y quien terminó siendo ganadora.

Le puede interesar
El ‘León’ pisotea el legado de su padre uniéndose a Didier Lobo

Sin embargo, de ser este el camino que decida recorrer Misael Liz, el hombre no contaría con la misma suerte de Ovelio Jiménez, quien pese a no haber ganado quedó segundo en la lista, sin tener de su lado maquinaria y fuerzas políticas. Mientras que Liz Quintero sonó simple y llanamente por ser el candidato del máximo líder del partido Cambio Radical en el Cesar.

¿Quién es el león?

Leonardo Hernández cuenta con el legado político que le dejó su padre Juan Hernández, uno de los grandes líderes de este municipio, lo llaman ‘El León’ y ha generado expectativa en La Jagua sobre todo en los sectores juveniles, razones por las que se convirtió en el objetivo para el congresista del partido Cambio Radical para materializar la alianza que le permita seguir manejando las riendas de este pueblo del corredor minero, en cuerpo ajeno como ya lo hizo con la mandataria Rangel.

Sin embargo, este médico especialista, quien ha sumado fuerzas con el posible respaldo de la administración, tiene también varios aspectos negativos que le disminuyen la popularidad en el municipio, entre ellos que está muy joven y no tiene experiencia en lo público, por lo que podría ocurrir como en otros pueblos donde quien gobierna no es el alcalde, sino su mamá.

Así las cosas, el enfrentamiento por la alcaldía en este municipio sería entre dos, Leonardo Hernández y Ovelio Jiménez, este último el que mayor fuerza política tiene y quien hoy es el blanco del Senador para no dejarse ganar la administración y sus importantes recursos. A la campaña de Ovelio estaría por unirse el diputado Eduardo Santos, quien fue sacado del camino por su expadrino político Didier Lobo Chinchilla.

En estos meses se espera se sigan desmontando campañas que apenas están sonando pero que evidentemente no terminarán tronando.


Deja un Comentario