publicidad

publicidad

El Metropolitano volvió a recibir público en un partido de la ‘Tricolor’

Luego de año y tres meses, el estadio Metropolitano de Barranquilla volvió a recibir público en sus graderías, dos horas antes del partido entre la selección Colombia y su similar de Argentina, ingresaron los espectadores, según la Conmebol, Fifa y las autoridades locales lo vieron en vivo y en directo unas 10 mil personas.

Desde la semana pasada se supo que no se vendería boletería para el partido que disputaron este 8 de junio en el estadio Metropolitano de Barranquilla las selecciones de Colombia y Argentina por la sexta fecha de las eliminatorias para el mundial de Catar 2021, pues el aforo permitido únicamente sería destinado para aquellas personas que previamente habían adquirido boleto desde que salió a la venta en febrero de 2020. Las entradas restantes, fueron destinadas a compromisos comerciales con sus patrocinadores y compromisos deportivos con los jugadores. Sin embargo, en la calle no faltaron los ‘aprovechados’ con la venta y oferta de falsas entradas a altos costos.

Le puede interesar  Pailitas, nueva sede del club Real Valledupar

Para garantizar la seguridad del 25% del aforo, entre jugadores, abonados y representantes de los patrocinadores, la alcaldía de Barranquilla activó un dispositivo de vigilancia nunca antes visto, 4.500 uniformados y 800 cámaras de seguridad para evitar cualquier intento de sabotear el partido.

Toda vez, que los mensajes en la calle y en redes sociales revelaban posible saboteo a este evento deportivo y son de protesta bajo el lema ‘En Quilla no se juega’, un grupo de jóvenes se reunió desde las 2:00 de la tarde en las afueras del hotel de concentración de la Selección, el Dann Carlton, y el otro desde las 3:00 de la tarde en los alrededores del Metropolitano.

Le puede interesar  'El meteorito' que tiene a Barranquilla en tendencia

El gremio hotelero reportó una ocupación del 45% gracias al partido y los taxistas se reintegraron el 100% a sus ocupaciones. Los bares y estaderos ya están listos para esta noche, porque, además de la importancia deportiva, el juego tiene un papel fundamental para la reactivación económica de la ciudad.

publicidad

publicidad