publicidad

publicidad

El nuevo lío de la mesa directiva del Concejo Municipal de Valledupar

Según los mismos miembros del concejo, la mesa directiva del Concejo de Valledupar cometió un acto de ilegalidad en contra de la Constitución Política en la elección del secretario general de la corporación. Dicha elección debió efectuarse durante los primeros días del mes de enero de 2020. Sin embargo, fue elegido el nuevo secretario el 09 de septiembre ¿Qué pasó?

Este 09 de septiembre por mayoría de votos, fue elegido como nuevo secretario general del Concejo de Valledupar el administrador de empresa Jose Luis Sierra Mendoza. El nuevo funcionario de la corporación después de su elección dijo: “Haremos el acompañamiento a los estudios de los proyectos de acuerdos tanto en comisión como en plenaria; asimismo, a cada una de las problemáticas que den origen a los debates de control político, a fin de hacerle seguimiento para que produzcan los resultados esperados”.

Jose Luis Sierra Mendoza – Mairy Hernández

Sin embargo, antes de ser elegido estuvo un tiempo en el cargo Mairy Hernández, a quien le dieron continuidad laboral por más de un año en el cargo público por encontrarse en estado de embarazo. Además, no se efectuó una convocatoria para elegir un nuevo secretario; razones por las cuales la corporación habría incurrido en preceptos ilegales y en contra de la Constitución.

Semanario La Calle dialogó con el concejal Jorge Pérez, quien planteó los argumentos por los cuales se considera que algunos miembros de la mesa directiva se extralimitaron en este proceso. “A nuestro criterio fue un proceso que estuvo viciado; primero porque la Ley 136 del 94 en su artículo 37 establece que el Concejo elegirá Secretario General para un periodo de un año. Asimismo, el artículo 35 de la misma Ley, estipula que los concejos elegirán el secretario general en los primeros 10 días del mes enero de la iniciación de su periodo constitucional. Nosotros en el mes de enero manifestamos toda la inconformidad a la plenaria del concejo del por qué no se había realizado la convocatoria pública y del por qué no elegimos secretario general, hasta el mes de septiembre es que vienen ellos a elegir secretario general, creemos que es un proceso que estuvo viciado”.

El concejal advirtió que se había dado largura en el cargo a Mairy Hernández por su estado de embarazo y que este era el argumento usado por la mesa directiva para justificar el hecho que la funcionaria permaneciera en el cargo. Además, no hubo una convocatoria celebrada por la mesa directiva anterior. “La mesa directiva argumentaba que la secretaria general estaba en estado de embarazo y que la anterior mesa directiva vigencia 2019 no había realizado la convocatoria pública. Creemos que hubo una extralimitación en el ejercicio de funciones por violación a los principios constitucionales establecidos para una convocatoria pública como lo son publicidad, transparencia, participación ciudadana, equidad de género y criterio de mérito. Es decir, la mesa directiva violó la legislación y la Constitución Política” dijo el concejal.

Pérez advirtió que bajo ninguna circunstancia se debió dar continuidad al cargo de la funcionaria Hernández, “Yo les manifestaba a la mesa directiva que quién más garantista de los derechos fundamentales que la misma Corte Constitucional y esta dejó un precedente jurisprudencial a través de sentencia de unificación, que la garantía de la estabilidad laboral reforzada no es aplicable cuando se trata de funcionarios de cargo de periodo fijo o institucional caso del secretario general, es decir, ellos no podían darle continuidad laboral a la secretaria general anterior porque estaba en estado de embarazo, no podían porque se trata de un cargo de periodo institucional”.

Después de nueve meses se eligió al nuevo secretario del Concejo.

Finalmente, el corporado insistió que este había sido un acto que violó los preceptos de la Constitución Política: “Nosotros creemos que la mesa directiva no podía invocar estabilidad laboral reforzada a la anterior secretaria general, primero porque fue elegida para desempeñar un cargo de periodo institucional, segundo porque los periodos institucionales solo pueden ser alterados o modificados por el legislador, es decir, el Congreso. Tercero, debió respetarse el principio democrático, y cuarto, a la secretaria general no se le iba a despedir, sólo se le iba a tramitar una desvinculación por el transcurso del tiempo de su periodo institucional, por lo tanto, no iba existir un trato discriminatorio, nuevamente lo indico, la mesa directiva se extralimitó en el ejercicio de sus funciones y violó totalmente los preceptos legales y constitucionales”.

Lo grave de esta situación es que está en riesgo de ilegalidad en todo el trabo legislativo que Hernández desarrolló durante estos meses del año, puesto que, si su continuidad en el cargo fue ilegal, sus actuaciones podrían estar igualmente comprometidas, lo que significaría un embrollo de grandes proporciones, no solo para la mesa directiva sino para los corporados en pleno. La Calle conoció que ya se estaría preparando una demanda contra esta situación.

Este medio de comunicación intentó comunicarse con el presidente del Concejo de Valledupar, Luis Fernando Quintero, con el propósito de conocer su versión frente a las decisiones tomadas dentro de la corporación con respeto a la elección del nuevo secretario general, pero este no manifestó una respuesta.

publicidad

publicidad