publicidad

publicidad

El origen de la rabia de Luis Alberto Monsalvo contra Franco Ovalle

Las deudas con las que encontró al departamento del Cesar no le han caído del todo bien a Luis Alberto Monsalvo, y ese sería el motivo de la rabia que hoy el mandatario tiene contra quien hace unos años fue su mejor ‘amiguis’, y es que después de la gobernación de Franco Ovalle, el departamento quedó con una deuda procedente de un empréstito por más de 180 mil millones de pesos. Esta cantidad, que fue usada para ejecutar el proyecto de la Casa en el Aire, las redes húmedas del Centro Histórico, la vía a la finca de Ovalle, entre otras cosas más, podría entre las cuerdas al actual mandatario de los cesarenses pensando proyectos futuros. ¿Era necesaria esta exuberante inversión cuando en el departamento se requieren proyectos con mayor prioridad?

El paso de los gobiernos en el Cesar no ha dejado más que deudas al departamento. Algunos recursos se invierten en obras que aparentemente no resultan tan prioritarias en materia de planeación y necesidad de población. En ese sentido, La Calle investigó cómo se han comportado los últimos gobernadores que ha tenido el departamento en materia de saneamiento fiscal, y desciframos ¿cuáles han sido los gobiernos que han dejado mayores procesos fiscales y endeudamientos al Cesar?

Cristian José Moreno dejó plata en las cuentas

Cristian Moreno

Iniciamos este recorrido desde el exgobernador en quien la mayoría del pueblo cesarense tenía puestas sus esperanzas frente a un cambio en la forma de gobernar, fue en el 2008 tras la elección de Cristian Moreno desde que analizaremos cómo han salido en materia de préstamos y saneamiento fiscal los gobernadores.

Pese a que el gobierno de Moreno Panezo no fue lo que los cesarenses esperaban, su gobierno no dejó pendientes. Semanario La Calle dialogó con Hilario Añez, abogado y exdiputado del Cesar durante tres periodos consecutivos, hizo parte de la Duma departamental durante la administración de Cristian Moreno, y este reveló detalles inéditos que se presentaron durante esos años.

“Cristian Moreno fue un gobernador, y yo tengo que decirlo así porque quien inventó esa candidatura a la gobernación fui yo, conocí bien el comportamiento de él, y Cristian fue un gobernador que defraudó a todo el mundo. Cristian fue una esperanza que tuvo la gente para que cambiara las costumbres políticas del Cesar, para que fuera un ejemplo. Además, porque Cristian ha sido la gobernación más barata que ha tenido la historia del departamento desde la Constitución del 91. Desafortunadamente defraudó a la gente en todos los aspectos, fue un gobernador inútil, fue un gobernador incapaz, fue un gobernador que no supo aprovechar esa oportunidad y por delantera nos llevó a todos de la misma manera”, aseveró Añez.

El abogado ratificó que si el mandatario Moreno durante su periodo en 2008 – 2011 hubiese efectuado una buena gobernación, se habrían acabado los derroches de dinero en el departamento, pero, al contrario, dejó recursos sin ejecutar en las cuentas de los bancos de la Gobernación.

“Si hubiese hecho una buena gobernación esas costumbres insanas que hay de gastar esos montones de plata se hubiesen acabado en el departamento del Cesar, pero por su mediocridad permitió que eso volviera hacer lo que venía antes. Entonces por ser inútil él no gastó la plata del departamento, dejó mucha plata en las arcas departamentales, le dio miedo gastarla. Por ese lado podemos decir que al departamento con Cristian le fue bien, pero le fue mal porque no hizo las obras que demandaba el departamento y que él sin necesidad de hacer cosas mal hechas, hubiese salido bien y hubiese salido bien el departamento”, dijo Añez.

Así las cosas, Moreno fue un gobernador que dejó en verde las cuentas del departamento, lo que le permitiría a su sucesor comenzar a trabajar de una con recursos en las cuentas, algo casi nunca visto en la política actual, ya que los mandatarios, ya sean alcaldes o gobernador, hasta el último día de sus administraciones hacen todo lo posible por ejecutar los recursos que les llegan.

Le puede interesar  Luis Alberto Monsalvo en la mira de las autoridades

El primer cuatrienio de Monsalvo

Posteriormente llega el primer mandato de Luis Alberto Monsalvo, el cual se desarrolló para el periodo 2011 – 2014, tiempo durante el cual no se registró una deuda fiscal por parte de su gobierno con el departamento.

Así lo explicó el exdiputado Celso Vides, quien hizo parte de la Duma para dicho periodo en que el mandatario gobernó por primera vez, y pese a que realizó obras significativas no contempló la posibilidad de realizar empréstitos y dejar empañados los recursos de los cesarenses. “Luis Alberto siempre ha sido un hombre equilibrado, organizado y con gran compromiso con el departamento del Cesar, siempre se destacó desde su primer cuatrienio como gobernador. Durante su carrera política llevando las riendas del Cesar ha hecho obras muy importantes y significativas. Recordemos que, durante el primer gobierno de Luis Alberto, que fue muy bueno y financieramente dejó al departamento bien y sin deudas, porque repito es un gobernador que ha sido equilibrado y no dejó como la administración pasada, una deuda exagerada en el departamento”, indicó el excorporado.

Según Moreno, las puyas de Monsalvo en contra de Franco Ovalle no estarían encaminadas hacía las deudas con las que se enfrenta hoy el nuevo gobierno, sino a todas aquellas obras que quedaron sin continuidad. “Quedaron unas obras inconclusas y el gobierno pasado fue mezquino en ese sentido. Por ejemplo, en el caso del IDREEC que el gobierno pasado pudo haberlo sacado adelante y hacer lo posible para que siguiera funcionando, el gobierno en cabeza de Franco Ovalle no fue capaz de asumir esa responsabilidad”, concluyó Moreno.

La deuda que dejó Franco Ovalle

Durante el gobierno de Franco Ovalle desde la Asamblea Departamental se aprobó un empréstito por un valor de $150.000 mil millones de pesos, decisión que se tomó con el apoyo de seis de los 11 diputados que conforman dicha corporación. La exuberante deuda se invirtió para proyectos que en su momento fueron denominados como “importantes”, pero que hoy son fuertemente cuestionados frente a la realidad que atraviesan muchas poblaciones del departamento.

¿Realmente eran prioritarias las obras en la que se invirtió dichos recursos?

presidente de la Asamblea Miguel Ángel Gutiérrez

Según el diputado y actual presidente de la Asamblea Miguel Ángel Gutiérrez, esta es una deuda que tardaría el departamento ocho largos años para cancelar a quien la prestó que fue el sistema de Regalías. “En el gobierno de Franco Ovalle se hicieron dos empréstitos, uno fue de $36.000 millones que fue para vías para continuar con el plan vial y otro fue un crédito de vigencia futura de regalías, eso fiscalmente no impacta al departamento porque no hace parte de los recursos propios. El tema de las regalías se verá en los próximos ocho años disminuido en alguna proporción porque se plantearon allí algunos proyectos de inversión importante”, dijo Gutiérrez.

Según el actual presidente de la Asamblea, los millones aprobados habrían sido usados para obras importantes. “Yo aprobé un crédito de $150.000 millones con varios diputados de recursos de regalías, que es un proyecto totalmente novedoso que no fueron recursos propios, eso fiscalmente no impacta al departamento y como son recursos de regalías los aprueba el OCAD. Eso fue aprobado en un OCAD donde participó el gobierno Nacional y departamental. Desde el último debate de control político que le hicimos a ese proyecto, no solamente nos quedamos con el tema de la aprobación de las regalías, sino que le hicimos seguimiento para ejecución de proyectos que había muy importantes en ese momento donde había mucha preocupación como La Casa en el Aire y las redes húmedas del centro de Valledupar que hoy están en ejecución”, advirtió.

Una parte del recurso de este empréstito estaría destinado a financiar las obras de gran impacto del alcalde Tuto Uhía como: La Casa en el Aire y las redes húmedas del Centro Histórico que se intervienen actualmente.

¿Eran prioritarias las obras del empréstito?

¿Eran realmente prioritarias estas obras en el departamento?, el derroche de recursos en gobiernos como el de Ovalle ha sido más evidente cuando durante su cuatrienio invirtió más de $70.000 millones en la pavimentación de 29 kilómetros en la vía que casualmente hace parte del trayecto que va a su finca. En el proyecto se beneficiaron unos pocos ganaderos incluyendo al exmandatario, mientras que más de 200 ganaderos se quedaron esperando la pavimentación de la vía que comunica Cuatro vientos, Codazzi y Verdecía.

Le puede interesar  Audiencia para definir medida de aseguramiento contra Luis Alberto Monsalvo fue aplazada  

Mientras el gobierno de Ovalle hacía empréstitos para financiar obras que para muchos no eran prioritarias en el departamento, algunos municipios siguen lamentando la falta de optimización de su alcantarillado y los problemas con el servicio de agua.

Un ejemplo es el municipio de La Jagua de Ibirico, zona que hasta el día de hoy tienen problemas en el servicio de agua: “En La Jagua de Ibirico se preocupan más por hacer parques que por acabar con el problema del agua. Es preocupante que el servicio de agua en nuestro municipio, que en tiempo de verano y de invierno no se cuenta con el servicio en nuestras casas, hay barrios que les ha durado hasta 20 o más días sin agua, las tuberías no están en óptimas condiciones y el recibo del agua llega puntual todos los meses, a algunas personas les llega por un valor de $16.000 y a otras por más de $20.000. El agua no es constante, para tiempos de lluvia sufrimos porque a veces ponen como excusas que el río esta revuelto y duran días para ponerla y cuando es verano, el servicio de agua también da pena en este pueblo. Uno de los territorios más ricos del Cesar y sufriendo por esta situación”, dijo Jhon Jandri Durán líder y residente de La Jagua.

Para muchos este sería hoy el motivo de la rabia que tendría el gobernador Luis Alberto Monsalvo contra el exgobernador Franco Ovalle, puesto a que los recursos comprometidos no son los propios sino los de regalías, sí tiene una incidencia en el manejo de los recursos que deberá hacer el gobernador.

La Casa en el Aire

La construcción de la Casa en el Aire Valledupar ha sido las obras que más polémica ha generado el gobierno de Franco Ovalle. Una obra con objetivos culturales en la que se invierten más de $9.300 millones de pesos. Sin embargo, después de la inspección que hizo el actual gobierno de Monsalvo, este aseguró que la obra tenía deficiencias en la arquitectura que eran incorregibles y que debían hacer todo lo posible para salvarla y hacer de ella un centro de atracción turística antes en un bulto de concreto. A esta situación, el gobierno actual le adicionó $2.890 millones de pesos, siendo esta un monto que equivale al 45% del que se hizo inicialmente.

Obras del Centro Histórico

En 2015 el ex alcalde de Valledupar Augusto Ramírez Uhía hizo un pronunciamiento a cerca de las obras del Centro Histórico. Después de su reunión con Franco Ovalle para solucionar y socializar la intervención y ampliación de redes de acueducto, alcantarillado sanitario y pluvial en esta zona de la ciudad, las promesas y gestiones quedaron inconclusas. Franco Ovalle habría tenido cuatro años para ejecutar esta obra que figuraba indispensable. Sin embargo, faltando seis meses para finalizar su cuatrienio se empezó hablar de la intervención de las redes húmedas en un plazo de 10 meses bajo el contrato 1608 de 2018 que tenía como objetivo la reposición y ampliación de redes de acueducto, alcantarillado sanitario y pluvial por un valor de $14.000.251.668, obra que quedaría inconclusa. Eso no es todo, durante la planeación de esta obra en 2018, no se habló del soterramiento de las redes eléctricas que afean el ‘Corazón del Valle’. En la actualidad, se contemplará en el actual gobierno si se puede ejecutar la obra para el cableado eléctrico. En caso de no llevarse a cabo, el Centro Histórico tendría que intervenirse nuevamente causando perjuicio a más de 150 comerciantes.

publicidad

publicidad