publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

El SETP, la mentira más grande que le han echado a Valledupar

Hace cerca de nueve años los vallenatos están escuchando sobre el proyecto que busca modernizar el servicio de transporte público, tarea que la mayor parte del tiempo ha estado en manos de Katrizza Morelli como gerente del Sistema Estratégico de Transporte Público (SIVA). Sin embargo, y en honor a la verdad, dicha entidad se ha dedicado a pavimentar calles con recursos de la alcaldía de Valledupar y la gobernación del Cesar, pero en la modernización del servicio, a través de los buses, no ha hecho nada y así lo aseguran los usuarios.

El Sistema Estratégico de Transporte Público de Valledupar (SETP), es un proyecto que se quedó solo con el nombre, o por lo menos así lo han calificado los cientos de vallenatos que a diario usan el servicio de busetas en la ciudad para ir de un lado a otro, e incluso hasta los conductores de las busetas que recorren la capital del Cesar piensan igual.

Hace más de nueve años los vallenatos están escuchando que se está trabajando en la mejora del servicio del transporte público para la ciudad, el objetivo es claro: reducir el número de viajes necesarios, facilitar la calidad de vida de los ciudadanos, mejorar la movilidad, tener una mejor calidad del aire, aumentar la seguridad del usuario en el transporte público, disminuir la accidentalidad, renovar y recuperar el espacio público, y por último pero no menos importante, incluir a la población con discapacidad en el sistema; sin embargo, todos estas características no son más que una utopía en un servicio que se quedó pequeño, y que pese a las millonarias inversiones que ha recibido, aún no tiene el primer bus moderno y en excelente condiciones rodando.

“Desde el año 2005 o 2006 se viene hablando de la SETP, pero no fue sino hasta el 2010 que salió CONPES 3656, decretado por el gobierno Nacional, el cual decía que la ciudad tenía la obligación de empezar a actualizar el sistema de transporte, pero esto ha sido un fracaso. El SIVA no ha hecho nada en cuestiones de transporte por la ciudad, simplemente se ha vuelto una empresa de estructura de obras quedándose con los contratos de pavimentación en la ciudad”, indicó Larry Sánchez, uno de los líderes del sindicato de buseteros de Valledupar quien fue despedido hace unos meses.

Igual piensa un conductor activo que no quiso ser identificado para evitar represalias, al respecto manifestó, “con la nueva empresa el servicio sigue caminando a medias como siempre, el SIVA le sigue metiendo a la pavimentación de vías, pero al transporte no, y la pavimentación ha sido con plata del municipio”, aseguró.

Le puede interesar
Capturada banda delincuencial dedicada a cometer hurto en un taxi en Valledupar

El inicio de la odisea

El 23 de mayo del 2002, en virtud del documento CONPES 3167, se realizaron estudios para mejorar el transporte público de Valledupar. Es así como en los años 2006 y 2007 se adelantó por parte del Departamento Nacional de Planeación, y en coordinación con el ministerio de Cultura, la actualización de los estudios de caracterización de la movilidad que había desarrollado la ciudad en el año 2001, el cual incluyó el diseño de las soluciones a la problemática detectada trazando el Plan Integral de Tránsito y Transporte y Protección del Centro Histórico de la Ciudad. Posteriormente se contrató el estudio de las necesidades para la implementación del sistema estratégico de transporte público, el cual tenía como objetivo definir las acciones jurídicas necesarias para la implementación del SETP.

Sin embargo, los estudios y procesos administrativos adelantados por el municipio de Valledupar definieron el proyecto Sistema Estratégico de Transporte Público, no fue sino hasta casi 12 años después en la que el gobierno Nacional consideró los requisitos para poner en marcha el SETP, a través del CONPES 3656, tarea que ha venido desempeñando en los últimos años Katrizza Morrelli, gerente del Sistema Integrado de Transporte de Valledupar (SIVA), quien lleva en las riendas de dicha entidad, y en la que la mayoría de los ciudadanos no están contento con los resultados.

Es por ello que, a la fecha la gerente Katrizza Morrelli ha sido cuestionada, puesto que desde su función solo se ha encargado de pavimentar las calles de la ciudad, una tarea que no viene ejerciendo sola, ya que las obras son contratos de la alcaldía de Valledupar y la gobernación del Cesar, mientras que ella pareciera que solo está en el cargo para posar en las fotos.

Le puede interesar
Valledupar FC, un equipo sin timonel ni plata  

¿Qué dice la gente?

“El servicio es pésimo, el servicio es demorado y los miércoles es cuando más se lucen, hay veces que uno les mete la mano para parar la buseta y los conductores se lucen en dejar a uno votado, por eso luego uno “prefiere coger las motos, llevan a uno hasta el lugar que es, las busetas por su parte no cubren todas las rutas en Valledupar”, indicó la ciudadana Justina Opsino.

Por su parte, Marina Urbina expresó “el transporte público aquí en Valledupar es triste, es malo, uno lo coge por que no hay más nada en que moverse en la ciudad, por lo menos la gerente, que es Katrizza Morrelli, ni se deja ver no sé cuál es la gestión que hasta ahora ella ha hecho, no he visto el cambio de la ciudad en cuanto a este servicio en los últimos años”.

“El servicio aquí es regular, el transporte de busetas en Valledupar le falta mucho para ser excelente, por los menos el Siva se ha dedicado mucho a pavimentar las calles, pero eso no sirve de nada cuando no hay vehículos en buen estado que ayuden con la movilización de los ciudadanos en la ciudad; sin embrago, no se le puede quitar el trabajo que han hechos con las vías, pero esto se ve empañado con el estado de las busetas”, indicó Martizza Díaz.

“La movilización en buseta aquí en Valledupar es malo, este  es un servicio que yo uso diario y nunca ha sido bueno, son más de 30 minutos los que me ha tocado esperar para movilizarme, además a veces son las seis de la tarde y ya no hay servicio, le toca a uno coger moto”, indicó Yenni Molina.

 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad