publicidad

publicidad

El ‘guayabo’ que atormenta a los vallenatos por la ausencia del Festival

“¡Ya comienza el festival vinieron a invitarme!”, era la frase que antecedía el arranque del Festival Vallenato, pero este año todo es diferente, la no realización del Festival tiene por estos días a más de un vallenato conmocionado y lleno de nostalgia. A través de las redes sociales muchos han demostrado la ‘Ausencia Sentimental’ que prevalece en sus corazones en esta época donde los acordeones deberían estar sonando a punta de guacharaca y caja en todos los rincones de Valledupar. El decreto de emergencia sanitaria estipulado por el Gobierno Nacional provocó que esta fiesta fuera aplazada, el propósito es prevenir la propagación del Covid-19.

El Festival es un Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, de ahí es entendible que por estos días los vallenatos encerrados en sus casas estén escuchando las composiciones de juglares de la música vallenata, observando como los puys invaden los cerros de la ciudad como recordatorio memorable, comparten imágenes de festivales pasados, entre otras cosas, tratando de sacar la nostalgia que causa no tener la celebración durante este mes de abril.

El Festival Vallenato es una de las fiestas más grandes de Colombia, este año sería su versión 53, la cual quedó aplazada  hasta nueva orden en obediencia al Gobierno Nacional. Reprogramación del evento se informará de manera oportuna por los entes de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata teniendo en cuenta las directrices del presidente Iván Duque. Esta fiesta se ha celebrado por más de cinco décadas en Valledupar durante la última semana del mes de abril. La ciudad recibe a miles de turistas nacionales e internacionales, quienes gozan con la presentación de los diferentes ritmos del vallenato: paseo, son, puya y merengue.

Hoy, el Parque de la Leyenda, el río Guatapurí, Patillal y otros lugares turísticos de la zona se visten de silencio y soledad.

publicidad

publicidad