publicidad

publicidad

Eliécer Salazar, ‘el florero’ pero no de Llorente

Se acaba el primer periodo legislativo de Eliécer Salazar como representante a la Cámara por el Cesar y de su primera tanda, porque seguramente habrá una segunda, no hay mucho qué decir; al menos no positivo, toda vez que su nombre ha sonado, pero para demostrar que su credencial la logró sin experiencia y sobre todo sin la mínima intención de servir al pueblo que lo eligió.

Contar la historia del representante a la Cámara por el Cesar, Eliécer Salazar, es hablar de un hombre que ha logrado estar hoy donde está por ser obediente, o como se diría en palabras coloquiales: ha cumplido a la perfección con su papel de ‘perrito faldero’. En el 2012 inició su debut como interventor del departamento y de allí logró muchas cosas; cuatro años después consiguió llegar al Congreso de la República, pero para demostrar lo que no es: un dirigente que busca y gestiona, un líder que se apersona de su gente y sacar la cara por la región, contrario a ello ha sido una vergüenza.

Muestra de ello aparecen varios escenarios, donde el nombre de Eliécer Salazar no ha quedado ‘bien parado’.

El menosprecio a las mujeres

Una controversial iniciativa tuvo en ‘el ojo del huracán’ al congresista de la Unidad Nacional, este hecho se dio a finales del año pasado, cuando en medio de la discusión de la Reforma Electoral en el Senado, Salazar propuso cambiar el modelo que le da participación a las mujeres para cargos de elección popular; sin embargo, su propuesta no fue recibida de la forma en la que él esperaba, lo que le valió, no solo ser noticia nacional, sino que además recibió una andanada de críticas, a tal punto que le tocó retractarse.

“De pronto en Bogotá no hay problema porque el nivel intelectual es altísimo, pero en las regiones hay municipios muy pequeños donde se hacen listas al Concejo de 10 personas y conseguir el 50 % de mujeres dispuestas a meterse en la lista es imposible”, dijo Salazar, haciendo referencia a que quizás las mujeres de las regiones no están preparadas para estar en política.

Un arrodillado más

Mientras el presidente Iván Duque es blanco de críticas por su poca gestión y compromiso con el país, algunos congresistas firmaron en marzo de este año una iniciativa para que el periodo del mandatario fuera alargado dos años más, propuesta que por supuesto no prosperó; pero en la que Eliécer Salazar hizo lo suyo, toda vez que con su firma demostró su desconexión total con el sentir de la gente que se supone representa.

El rey de las interventorías

Durante años Eliécer Salazar ha liderado los contratos de interventoría de la casa departamental, negocio que inició en el año 2012, como premio de consolación al no haberlo designado candidato a la gobernación del Cesar en el año 2011.

El negocio que ha sido redondo empezó con el polémico Programa de Alimentación Escolar (PAE), a través del cual el hoy representante a la Cámara ha captado, al parecer, importantes recursos. Por supuesto los hechos han sido materia de investigación, toda vez que en una sola casa (calle 6C número 18- 54, en Valledupar) que años atrás dirigía Salazar funcionaban para el 2018, más de cuatro interventorías, sin embargo, a la fecha no ha ocurrido nada.

A lo que se le suma que dicho programa ha tenido más de una inconsistencia, pero durante años se celebró con la venia del Consorcio Interventores del Cesar. Hoy dichas irregularidades tienen al gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, en líos jurídicos con la Fiscalía General de la Nación.

publicidad

publicidad