publicidad

publicidad

En Aguachica, el alcalde sí puede y los ciudadanos no

En este municipio la ley no es para todos, y las Fiestas Patronales de San Roque, que tradicionalmente se realizan del 7 al 16 de agosto han desatado una ‘pelotera’ en Aguachica, dado que el alcalde Robinson Manosalva una cosa es lo que dice, y otra lo que hace.

Mientras los comerciantes de establecimientos nocturnos tienen prohibido trabajar en el municipio y piden oportunidades para reactivar sus economías, fueron reprendidos por el alcalde debido a unos permisos entregados por el anterior secretario de Gobierno, Julio César Larrotta, documentos que autorizan laborar hasta las 3:00 am, cumpliendo los protocolos de bioseguridad y capacidad máxima requerida, develando el desorden que hay en la estructura administrativa municipal.

Según el alcalde, dichos permisos no tienen vigencia y asegura que “la máxima autoridad del municipio no tiene conocimiento de esos permisos”, “voy a sancionar, a castigar a las discotecas que violan la norma o fue que un funcionario recibió plata, porque sí existen permisos pero para eventos privados donde no hayan más de 50 personas”, indicó el mandatario.

Alcalde, ¿cuántos invitados había en su fiesta?

Le puede interesar  El nuevo proyecto de vivienda que sigue generando progreso en Valledupar

¡Alcalde, ¿cuántos invitados había en su fiesta? Pregunta el pueblo! dado que Robinson Manosalva sigue siendo blanco de críticas con la mega celebración de su cumpleaños el pasado 25 de julio, evento masivo donde no cabía una aguja y el Covid-19 estuvo de parranda.

Fiestas patronales, sin voladores

Se acercan las fiestas del pueblo y hay desconcierto frente a la realización de los 273 años de fundación. Según el mandatario, está a la espera de los permisos que otorga el Ministerio del Interior para poder realizar eventos masivos, así mismo, dio a entender que de ser posible la realización de estos, “haríamos un evento a campo abierto sin la tradicional quema del castillo que da inicio a las fiestas patronales de la ciudad, para no gastar dineros en pólvora”.

En honor a San Roque se celebrarían los 273 años de fundación, hasta el momento, hay programados eventos virtuales.

Robinson Manosalva, alcalde de Aguachica, indicó “me llaman las agrupaciones musicales, de serenata, los del tema del castillo de pólvora, pero soy enemigo de quemar la plata en pólvora, cuando el recurso es del municipio. Hay que saberlo manejar, cualquier falla cualquier pesito que no me lo he robado, enseguida vienen a investigar”.

Palabras que lo hacen temeroso de tener a la Procuraduría General de la Nación respirándole en la nuca; la comunidad espera que si aprueban las fiestas, no se presenten aparentes sobrecostos y favorecimientos a proveedores.

Le puede interesar  CNR reanuda su producción carbonera en el Cesar

En Aguachica, han pasado 20 meses y la comunidad aún no comprende el actuar del señor alcalde y en función de quien gobierna, toda vez, que la pandemia ha estado rodeada de decretos improvisados que han golpeado al comercio local. Afirma Rodrigo Mosquera, habitante del municipio, que el alcalde habla sobre las discotecas y por que no amplia el horario a los vendedores de comida en el parque San Antonio, que los tiene atropellados, a la una de la madrugada empieza la persecución hacia estos trabajadores.

publicidad

publicidad