publicidad

publicidad

En Valledupar se estrenaría la cadena perpetua

Desde Valledupar, el Fiscal General de la Nación, Francisco Barbosa Delgado, anunció el esclarecimiento de la muerte de dos menores de edad en la zona rural de esa capital. Este es un nuevo resultado del Grupo de Trabajo Nacional de Violencia de Género para la atención de delitos que afecten a las mujeres, niños, niñas y adolescentes, y en el que aplica la Ley 2098 del 6 de julio de 2021 (Ley de cadena perpetua para asesinos y abusadores de niños).

Atendiendo los argumentos de un fiscal de la Seccional Cesar, un juez de control de garantías de Valledupar impuso medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Luis David Pérez Pertuz, alias Lucho Rabo y Deibis Rapalino García presuntos implicados en la muerte de dos menores de edad.

Los hechos investigados ocurrieron el pasado el 25 de julio, en una finca ubicada en la vereda Camperucho, zona rural de Valledupar (Cesar), donde fueron asesinados dos adolescentes de 12 y 15 años.

“Este sería el primer caso en Colombia en donde se aplica la ley de cadena perpetua para asesinos y abusadores de niños. Nosotros como Fiscalía General de la Nación en todo el país protegemos a los niños, niñas y adolescentes”, acotó Barbosa.

Labores de policía judicial evidenciaron que Pérez Pertuz habría ingresado al lugar de manera violenta en compañía de García, al parecer, preguntando por uno de los residentes de la finca.

Le puede interesar  La alegría del Fiscal Barbosa por la condena de 'Epa Colombia'

Se presume que al no encontrarlo arremetieron contra dos mujeres, a quienes habrían golpeado en varias oportunidades.

Además, se estableció que cuando los menores observaron las agresiones e intervinieron, los hoy procesados los habría herido en múltiples oportunidades con arma cortopunzante, causándoles le muerte.
Pérez Pertuz fue capturado en flagrancia por agentes de la Policía Nacional, quienes llegaron al lugar gracias al aviso de los vecinos. Mientras que García fue detenido por las autoridades en una casa del municipio de San Diego (Cesar), el pasado 27 de julio.

Por estos hechos la Fiscalía General de la Nación imputó a los procesados como presuntos responsables del delito de homicidio agravado, el cual fue aceptado por los dos.

publicidad

publicidad