publicidad

publicidad

Enrique Vives quedaría libre

El pasado viernes 19 de noviembre, el Juzgado Tercero Penal del Circuito ordenó detención domiciliaria a Enrique Vives Caballero por la muerte de seis personas, y señaló, además, que el empresario debía ser procesado por homicidio culposo agravado.

Esta sentencia en segunda instancia le dio un giro completo al caso que de forma preliminar se abordó con una mayor rigurosidad, bajo la argumentación de que Vives Caballero habría ocasionado una tragedia vial por conducir en estado de alicoramiento y en exceso de velocidad.

En ese momento se indicó que el conductor del vehículo sería judicializado por el delito de homicidio en la modalidad de dolo eventual y con una medida restrictiva en establecimiento carcelario.

Le puede interesar  Casa por cárcel a Enrique Vives, hombre que atropelló a los jóvenes en Gaira

Con base a la nueva tesis planteada por el juez tercero del circuito de Santa Marta, Jairo Villalba, lo ocurrido el pasado 13 de septiembre en el sector de Gaira, se trató de un accidente de tránsito en el que no hubo ninguna intención por parte de Enrique Vives.

Así las cosas, el empresario samario fue trasladado a su vivienda en Santa Marta, donde por el momento deberá permanecer privado de la libertad, mientras avanza el proceso en su contra.

La situación judicial podría tornarse mucho más flexible para Vives Caballero, si la Fiscalía acoge el criterio del juez Villalba y en el escrito de acusación modifica los delitos imputados.

Le puede interesar  Familia de jóvenes arrollados en Gaira rechazan casa por cárcel a Enrique Vives

Cabe indicar que de judicializarse a Enrique Vives por homicidio culposo agravado, solo deberá pagar entre 3 y 9 años de prisión.

Enrique Vives quedaría libre

Rodrigo Martínez, abogado de la familia Romero que perdió a dos de sus integrantes en este suceso, cree que el caso va camino a quedar archivado y que Vives en un plazo máximo de cuatro meses recuperaría su libertad por vencimiento de términos.

“Se viene un escrito de acusación que debido a la congestión de los despachos judiciales difícilmente se haría en el primer semestre del 2022. De suceder así, habrán pasado los 120 días que brinda la justicia para el juicio oral y el procesado quedaría libre”, explicó el abogado.

publicidad

publicidad