publicidad

publicidad

Esta es la historia de la fuga de ‘Matamba’

El exjefe del Clan del Golfo habría tenido ayuda de un guardia que ya fue capturado. Duque anunció reforma al sistema carcelario.

Juan Larinson Castro Estupiñán, alias Matamba, uno de los exjefes del Clan del Golfo y mano derecha de ‘Otoniel’ en el sur del país planeó su fuga desde el interior de la cárcel La Picota y la ejecutó con éxito en la madrugada de este viernes.

El hombre, capturado en 2021 tras convertirse en uno de los más buscados del país, permanecía en el pabellón de extraditables mientras se adelantaban los trámites para enviarlo a una prisión del sur de la Florida, Estados Unidos, donde jueces de ese país lo esperaban para juzgarlo por narcotráfico.

Desde allí, ‘Matamba’ habría planeado toda una estrategia al mejor estilo de película de ficción que implicaba salir por la puerta principal del cuartel, a medianoche, justo antes de que los funcionarios del Inpec cambiaran de turno y notaran su ausencia.

Con eso en mente, el capo habría contado con la ayuda de un dragoneante y se habría uniformado como uno de los guardias del cuartel hasta cruzar desapercibido por todos los filtros de seguridad de una cárcel de mediana y máxima seguridad.

Su relevancia era tal, que según la Fiscalía, alias Matamba tenía a su servicio una red criminal integrada por 15 militares activos y en retiro, entre ellos, el coronel Robinson González del Rio, y el general (r) Leonardo Barrera, alias ‘El Padrino’.

Tras la noticia de la fuga, las críticas le llovieron al sistema penitenciario y al Gobierno del presidente Iván Duque. Por su parte, el Jefe de Estado tachó el hecho de “indignante” y anunció “una reforma integral al sistema carcelario de Colombia”.

La sospecha de una fuga

No hay una hora clara de a qué hora salió y cuánto tiempo se tardó en ejecutar ese plan nocturno –pues son hechos que aún están siendo investigados por la Fiscalía–, pero lo que sí confirmaron los guardias es que a la 1:00 a.m. ningún cuerpo ocupaba la celda en la que debía estar el exjefe del Clan del Golfo.

Tal como lo narró el ministro de Defensa Wilson Ruíz, los dragoneantes encendieron las alarmas e iniciaron un reconteo de reos en todos los patios y pabellones del sector. De hecho, mientras los medios especulaban sobre lo que pasaba dentro, rumores extraoficiales indicaron que Matamba no había huido, sino que estaba en una fiesta clandestina en la que lo habían encontrado borracho.

Sin embargo, ese rumor se desvaneció con rapidez cuando la Fiscalía y el Ministerio de Justicia reconocieron los fallos de seguridad y aseguraron, incluso, que uno de los funcionarios del Inpec que habría ayudado a ejecutar el plan de fuga, fue capturado en la tarde de este viernes.

Por ahora, se sabe que la Policía, el Ejército y la Dijín activaron un plan candado que restringe la movilidad y el paso de transeuntes. Mientras tanto, la Fiscalía, la Procuraduría y el Inpec adelantan sus respectivas investigaciones a todos los funcionarios que estuvieron en los dos últimos turnos de guardia prevíos a la fuga.

Como él, otros aliados del exjefe del Clan del Golfo, Dairo Antonio Úsuga, alias Otoniel, han logrado evadir a la justicia. Uno de los más recordados es el de la hermana de Otoniel Nini Johana Úsuga, quien huyó en 2014 de la cárcel El Pedregal, en Medellín, a plena luz del día tras falsificar un par de documentos.

Lo cierto es que al Inpec y a La Picota no le caen nada bien este nuevo escándalo, pues es el segundo de estas magnitudes que se da en menos de 20 días. El pasado, que destapó paseos ilegales del empresario Carlos Mattos por fuera de la cárcel, le costó los cargos a los entonces directores del Inpec y al de la cárcel La Picota.

publicidad

publicidad