publicidad

publicidad

Esta es la historia de Omar Geles, próximo homenajeado de los Upar Awards

Omar Geles es uno de los artistas que más respeto infunde dentro de los amantes de la música vallenata, porque además de tocar magistralmente el acordeón, cantar, componer, es además promotor de los nuevos talentos, y como si fuera poco dueño de una de las canciones vallenatas más exitosas en la historia del folclore vallenato, ‘Los Caminos de la Vida’.

Es por ello que la Fundación Upar Awards decidió homenajearlo en su segunda versión que se llevará a cabo este próximo 28 de abril y que reunirá a los artistas e integrantes de sus conjuntos en una noche de celebración en la que exaltará, además de Omar Geles, a todos los que hacen grande el folclore vallenato.

Omar Geles fue Rey Vallenato, en las categorías Aficionado; en 1987 Rey de Reyes en la misma categoría y Rey Vallenato en 1989.

Para hablar de Omar Antonio Geles Suárez y su trasegar en la música vallenata hay que adentrarse en su niñez, la cual es una historia que se tiene que escuchar en la voz de su protagonista puesto que con cada relato se hace más y más interesante, en la que todavía no existe un final ya que aún la sigue construyendo, pero en la que sí podemos anticipar tendrá un final feliz que lo convierte en todo un ejemplo de superación, grandeza y por supuesto mucho talento.

Omar Geles nació en 1967 en un hogar humilde en Valledupar, inició en la música cuando apenas tenía la edad de tres años, así, se lo contó a La Calle. “Mi historia con la música vallenata inicia cuando mi padre, Roberto Geles, le compró un acordeón a mi hermano Juan Manuel Geles, y a mí un tambor, cosa que me enojó mucho, puesto que yo quería era el acordeón. Yo hacía muchos berrinches porque a mí me gustaba era el acordeón y mi hermano no me lo prestaba, por lo que yo me imaginaba que estaba tocando un acordeón, hasta que mi hermano se aburrió y me lo dieron, es así que la primera vez que lo toqué le saqué la canción de Diomedes Díaz ‘Lucero Espiritual, por eso, esa canción es la que siempre quiero tocar con todos mis colegas, es ahí donde se desprende todo mi amor por la música vallenata”, contó Omar.

Geles narra que su primera vez tocando el acordeón en tarima fue a los 10 años en una caseta; sin embargo, el instrumento que se convirtió en su fiel amigo y que no dejaba abandonado fue el que le abrió camino para subirse a un escenario para interpretar una canción con una de las leyendas del vallenato, Diomedes Díaz, cuando él apenas tenía 13 años, siendo este uno de los momentos más importantes que ha marcado su vida, y en la que con una frase ‘El Cacique de la Junta’ lo sentenció a una carrera de éxitos, “ojo con ese negrito que va a ser grande en el vallenato”, recordó en medio de una evidente nostalgia.

La mujer que inspiro a componer a Omar Geles ‘Los caminos de la Vida’ fue su madre Hilda Suarez.

La inquietud que ha caracterizado a Omar Geles desde niño, lo llevó en 1985 a conformar, al lado de Miguel Morales, la que se puede asegurar es una de las agrupaciones más recordada y querida por los amantes del vallenato, ‘Los Diablitos’, nombre que se desprende del apodo que amigos cercanos le pusieron por su color de piel, ‘el diablito’ renombre que en un principio no le gustó, pero al que final se acostumbró.

Años después y tras haber cosechado toda una carrera de decenas de éxitos y haberse presentado por todo el país, e incluso fuera, emprendió su camino separado de ‘Los Diablitos’, y conformó la agrupación de ‘La Gente de Omar Geles’, en la que años después el acordeonero aparece con su primer tema como cantante llamando ‘Parrandeando con Omar Geles’, y en la que interpreta los temas más exitosos de su autoría.

Siendo un acordeonero, Omar Geles no podía dejar pasar por alto su paso por el Festival de la Leyenda Vallenata, es así que en 1985 se coronó Rey Vallenato Aficionado; en 1987 Rey de Reyes en la misma categoría y Rey Vallenato en 1989.

Como compositor a la fecha cuenta con más de 900 canciones grabadas, y entre ese mundo de temas asegura que entre sus favoritas se encuentra: ‘Cuatro rosas’, que internacionalizó Jorge Celedón; ‘La falla fue tuya’, de Diomedes Díaz; ‘El amor más grande del planeta’, interpretada por Felipe Peláez, ‘Tarde lo conocí’ de Patricia Theran, y sin quedarse por fuera está ‘Los caminos de la vida’, esta última considerada la canción con más éxito en la industria del vallenato.

publicidad

publicidad