publicidad

publicidad

Estos son los buenos y pésimos concejales de Valledupar

De enero a noviembre de 2021, en la corporación municipal se han presentado más de 60 proposiciones por parte de los concejales; sin embargo, muchos de ellos no se sienten. Con base en esto, La Calle se lanza con los que por su actuar, posición y hablar, serían los ediles más destacados, asimismo los que se rajan en su intento de parecer, pero no ser.

Tres concejales que se destacan y otros tres que se rajan, es el panorama que se vislumbra en el Concejo de Valledupar. La falta de posición ante ciertos temas, el debatir las diversas situaciones y la falta de escucha a la comunidad, están a la orden del día.

Ronald Castillejo -Manuel Gutiérrez -Jorge Luis Pérez

En el primer grupo aparece Jorge Luis Pérez, podría decirse que es un político revelación, en su primer intentó logró llegar a la corporación y ha sido de los pocos que no ha doblegado ante los caprichos municipales; contrario a ello, ha sentado posición en los diferentes debates, además de ser abierto a la comunidad.

En el segundo lugar ubicamos a Ronald Castillejo, también es nuevo en su función de concejal, pese a que en el 2020 atravesó un duro proceso de contagio de Covid-19, tras su regresó llegó a sentar posición y hacerse sentir.

Por último, Manuel Gutiérrez, su nombre es de los más sonados y conocidos, es el actual presidente de la corporación, por ende, ha liderado la mayoría de los espacios que se realizan desde el Concejo de Valledupar, entre esos, la descentralización de las sesiones, llegando hasta el área rural.

Los que tienen cero

Pedro Loperena – César Maestre – Jorge Luis Arzuaga

El que lleva la batuta es Jorge Luis Arzuaga, llegó a la corporación a demostrar que es lo que no debe hacer un concejal, su nombre estuvo en la mesa directiva del año pasado y junto a uno de sus colegas hicieron hasta para vender, al parecer, eran los mensajeros de la corporación con la administración municipal, por lo que, en vez de trabajar, se dedicó fue a disfrutar de la mermelada. Por otro lado, aparecen escándalos en los que resultó protagonista, como el bochornoso momento en el que casi se va a los puños con otro concejal en pleno recinto de la corporación, sin olvidar que se dice que las irregularidades que se habría cometido en el proceso de elección de la contralora habrían sido orquestadas por él para cumplir con un compromiso político.

en este mismo escenario aparecen Pedro Loperena y César Maestre, conocidos por ser del grupo de concejales, que para donde corre uno, corre el otro. No han logrado sentar posición propia o imponerle un sello a su paso y curul por la corporación municipal.

Loperena, siendo el único representante de las comunidades indígenas en el Concejo, pese a esto no propone nada alrededor del beneficio de estos.

El segundo de ellos, ni suena, ni truena. Fue elegido por el movimiento ‘Por Ti Valledupar’, per de ese slogan no quedó nada.

“Hay varios que han cumplido, en especial el conservador Wilber Hinojosa, es atento a su área de trabajo liderando diferentes ejercicios”, dijo Juan Rosado.

“Lo que he observado en redes sociales y noticias, ninguno ha cumplido con nada, siempre van a las comunidades prometen y prometen y cuando ganan se les olvida todo”, dijo José Coronado, presidente de la junta de acción comunal barrio La Esperanza.

publicidad

publicidad