publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

‘Fracasó la política pública de descongestión judicial’: dice el Contralor General

El Contralor General de la República, Carlos Felipe Córdoba Larrarte, aseguró que la política pública de descongestión judicial en el país fracasó y debe replantearse, pues las cifras son dicientes: hoy la congestión judicial se encuentra entre el 49% y el 61%, con más 7400 procesos que se admiten a diario en los despachos judiciales.

Afirmó que la jurisdicción contenciosa administrativa requiere más recursos y herramientas para superar las brechas que subsisten en la prestación de servicio público de la administración de justicia, especialmente para descongestionar los despachos judiciales, lograr la implementación del expediente electrónico y avanzar en ampliar la cobertura de la administración de justicia.

“Necesitamos más funcionarios judiciales en Colombia porque los conflictos cada día son mayores y complejos. Necesitamos más jueces y fiscales para librar a la justicia de los peligros de la saturación”, indicó el Contralor.

El estándar internacional señalado por la OECD es que se tengan 65 jueces por cada 100.000 habitantes y, en nuestro país, por cada 100.000 habitantes se tienen apenas en promedio 11 jueces, indicó, al intervenir en el XXV Encuentro de la Jurisdicción de lo Contencioso Administrativo, que tuvo lugar en Santa Marta.

Recordó luego que tan solo el 5% del presupuesto asignado al sector Justicia se destina a inversión. “Es necesario, fortalecer la inversión para la prestación de un servicio público que bien se ha considerado como esencial”, recalcó.

Ser más eficientes, cuesta más

Para el Contralor, es imperioso fortalecer la justicia y las instituciones, como es el caso de la Contraloría y la reforma que se tramita para modernizar el actual modelo de control fiscal.

“Con claridad yo si soy partidario de fortalecer no solamente la justicia y nuestras instituciones, sino de sincerarnos con el país: así cueste más, así hayan críticos de lo que cuesta, pero el problema no es que cueste, el problema es que se tengan resultados”, sostuvo.

“A nosotros no nos puede dar miedo decirle al país que nos cuesta más poder cumplir la función de justicia en el país, porque aquí hay varios críticos que siempre están pendientes de decir que si cuesta más es un problema, pero hay que decir que si cuesta más es porque necesitamos efectivamente esas herramientas”, agregó.


Deja un Comentario