publicidad

publicidad

Habitantes de Guacochito protestaron por el río Cesar

Los habitantes del corregimiento de Guacochito, de Valledupar, protestaron con el objetivo de evidenciar su descontento frente  a la extracción de material de arrastre del río Cesar, que viene efectuando algunos paleros. Esta es la única fuente hídrica cercana con la que cuentan los residentes para tener agua. Sin embargo, el mal servicio del recurso vital está siendo afectado por la intervención que se hace de manera artesanal para extraer material de construcción, actividad que según los habitantes está dañando el caudal de la fuente de agua más importante del sector; algunos residentes denunciaron los hechos ante Corpocesar.

Ante los pronunciamientos de la comunidad, Corpocesar hizo presencia en el lugar después de las protestas con el propósito de llegar a un acuerdo con la Asociación de Paleros. La directora encargada, Yolanda Martínez, la jefe de la Oficina Jurídica, Liliana Cadena Barrios, junto a un grupo de funcionarios, se desplazó al corregimiento de Guacochito, donde socializó con la comunidad el estado en el que se encuentra el proceso del levantamiento de la medida preventiva  que se impuso a la Asociación de Paleros, consistente en suspensión transitoria de extracción de arena en la margen izquierda del río Cesar.

Sin embargo, ante las denuncias de la comunidad, la jefe de Oficina jurídica dijo: “Los técnicos hacen el recorrido de campo y evidencian alteraciones como deforestación, afectación de cauce, extracción de material, que ponen en conocimiento de la oficina jurídica a través de un informe, por lo que se decide en junio pasado, imponer medida preventiva y suspender actividades de extracción de material en el río Cesar”.

La asociación de pequeños mineros de Guacochito argumentó  a través de oficio ante Corpocesar, que la extracción de material de arrastre es su único medio de subsistencia, que practican el oficio de manera manual, utilizando palas y que  pertenecen a un área de reserva especial ARES, declarada a través de la resolución  020 del 9  de febrero de 2018  de la Agencia Nacional de Minería. Corpocesar hizo un llamado a los paleros y se levantó la medida preventiva condicionada a  recibir capacitaciones que va a realizar la Corporación a los pequeños mineros, quienes aún no cuentan con licencia  ambiental y deberán hacer la explotación de manera responsable y consiente.

“Estamos siendo garantes de la comunidad para que no se sientan afectados con la situación, la Corporación va a estar de la mano con la comunidad, para que esa asociación realice las actividades de extracción respetando los lineamientos ambientales y se inicien procesos de restauración  y conservación de la corriente, del cauce y acompañar a la comunidad en la preservación del recurso hídrico”, dijo Cadena Barrios.

 

Le puede interesar  Un nuevo intento por salvar la ciénaga La Zapatosa

publicidad

publicidad