publicidad

publicidad

Hombre que cumplía arresto domiciliario se fugó para no estar con su esposa

En Italia, un hombre que cumplía arresto domiciliario decidió escaparse y acudir a una comisaría para que lo llevaran a la cárcel. En el informe, el hombre, de ascendencia albanesa, indicó que quería que lo encarcelaran debido a que su vida familiar se había convertido en un “infierno” y no soportaba a su esposa.

Este particular evento se presentó en Tívoli, ubicada al noreste de Roma, el pasado 24 de octubre. El hombre de 30 años, aún sin identificar, cumplía una pena de casa por cárcel por temas relacionado a drogas, por lo que esta situación se extendería por varios meses.

Sin embargo, y como mencionó el cuerpo de carabineros de Tívoli, el personaje ya no podía “hacerle frente a la convivencia forzosa junto a su esposa”. “Exasperado por esta situación, el detenido en su casa decidió fugarse y presentarse de manera espontanea a las autoridades para implorarles cumplir su condena tras las rejas”, indica el comunicado oficial.

Le puede interesar  En Roma inaugurarán una avenida que lleva el nombre de Gabriel García Márquez

Como señala, el hombre pudo salir de su casa al remover el brazalete de geolocalización que le habían puesto. El mismo, llegó a la comisaría con el aparato en la mano indicando que “su vida se había convertido en un infierno”, que se sentía agotado y prefería cumplir la condena tras las rejas.

Por esta razón el hombre pudo lograr su objetivo, fue arrestado de inmediato y autoridades judiciales determinaron enviarlo a la cárcel por violar el arresto domiciliario. El incumpliendo de este tipo de pena se traduce en multas y prisión de seis meses a un año.

publicidad

publicidad