publicidad

publicidad

Iglesia Adoremos llevó alegría y bendición a cientos de niños de Valledupar

Con el fin de ser bendición y guiados por la gracia de Dios, miembros de la iglesia Adoremos Comunidad Cristiana llegaron al barrio Villa Castro de Valledupar para alegrar los corazones de cientos de niños de este sector.  Según cuenta el pastor Luis Coronado, líder de esta congregación, desde la creación de la iglesia, es decir, hace ya nueve años, se ha desarrollado esta actividad en diferentes lugares de la capital del Cesar, con el objetivo primordial de ser las manos de Dios en la tierra y sacarles sonrisas a los más pequeños, siendo el público objetivo de estas acciones sociales.

“No ha pasado ningún diciembre en el cual no hemos dejado de repartir regalos”, mencionó el Pastor Luis Coronado, quien informó que iniciaron entregando 100 detalles, cifra que cada año fue superada y en esta ocasión estuvo cerca de los mil regalos, gracias a la siembra de varios miembros de la iglesia y ciudadanos en general.

Servir a la ciudad, dar de gracia lo que por gracia se ha recibido, siempre ha sido parte fundamental de esta jornada en la que, por medio del ministerio Adoremos Social, exaltan a Dios como fuente de la provisión diaria y que ha permitido llevar estas bendiciones a clínicas, hospitales, barrios vulnerables entre otros.

“Lo poco que podemos hacer es dar un poquito de ayuda a aquellos que la necesitan y qué bendición es de lo que podamos dar”, concluyó Coronado.

publicidad

publicidad