publicidad

publicidad

Jorge Oñate, toda una vida dedicada al folclor vallenato

Jorge Oñate ha partido hacia la eternidad, se ha ido un grande, se apaga la voz de cientos de canciones colmadas de sentimiento y sabor, lo cual ha sido una de las noticias más lamentables para el folclor vallenato.

Sus familiares, amigos y seguidores clamaban a Dios un milagro en su vida, pero el paso del coronavirus dejó secuelas tan complicadas que lo tenían sufriendo, tras un mes de lucha y una intervención quirúrgica por pancreatitis en los últimos días que lo puso en apuros, tanto así que necesitó transfusiones de sangre, finalmente falleció en la madrugada de este domingo a la edad de 71 años y en el Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín, en manos del mejor equipo médico de Colombia.

La voz de Jorge Oñate dio vida a éxitos que quedaran inmortalizados en el corazón de sus seguidores, fueron más de 50 años de vida musical y aunque inició cantando géneros como balada, ranchera y bolero, lo del era el vallenato, y así lo descubrió a temprana edad cuando escuchaba y buscaba la forma de interpretar las melodías de Alfredo Gutiérrez. Tuvo muchos obstáculos al inicio de su carrera pero siempre aseguró que Dios le dio el momento exacto para llegar al éxito.

Oñate nació en La Paz, Cesar, hijo de Delfina Oñate y Daniel González, siempre se consideró hijo adoptivo de Valledupar porque llegó a esta ciudad a hacer su vida de estudiante, donde compartió con miembros de la sociedad vallenata en el colegio ‘Sagrado Corazón de Jesús’ y el Ateneo El Rosario, sus padres se lo llevan para Bogotá pero en 1970 se presenta para participar en el tercer Festival Vallenato como cantante del acordenero y concursante Emiliano Zuleta.

Muchos aseguran que la llegada de Oñate marcó la historia del vallenato, porque el intérprete mostró un género moderno con efectos, cortes y mayor actuación de la agrupación completa y eso pegó, vendieron mucha música para ese tiempo. Jaime Pérez Parodi afirma que “Oñate y su agrupación se adelantaron una década a lo que hacen los grupos vallenatos de hoy”.

Le puede interesar  Luto en el vallenato, muere el maestro Jorge Oñate

Oñate se une al famoso grupo de los Hermanos López y su primer álbum fue ‘Lo Último en Vallenatos’ con las canciones, Berta Caldera, Recuerdos, Diciembre Alegre, Vámonos Compañera, Secreto Raro, Gallo Viejo, Mis Viejos, Siniestro de Ovejas, La Paz, Me Quisiste y Me Olvidaste, Ligia y Mi Morenita. Al inicio ninguna disquera le quería grabar, hasta que pegó en casetas y se le abrió el camino.

Por su agrupación pasaron acordeoneros como Miguel Lopez, Nelson Díaz, Emiliano Zuleta ,Colacho Mendoza , Raúl «El Chiche» Martínez, Juancho Rois, Álvaro Lopez, Cocha Molina, Julián Rojas, Cristian Camilo Peña, Fernando Rangel Molina; la mayoría han sido reyes vallenatos. Desde el comienzo de su carrera hasta sus últimos días había logrado 25 discos de oro, 7 discos de platino, 6 de doble platino y un Grammy Latino a la excelencia musical en 2010.

Le puede interesar  Jorge Oñate será homenajeado del Festival Pedazo de Acordeón

Su fiel compañera del ser humano y de vida del artista es Nancy María Zuleta Carrillo, quienes se enamoraron muy jóvenes a la edad 15 años y compartieron 47 años de matrimonio, fue el amor de su vida y la madre de sus hijos: Jorge Luis, Jorge Daniel y Delfina Inés Oñate Zuleta;  fuera del matrimonio estaba Juan Pablo Oñate Palencia quien falleció de 24 años, siendo estudiante en Pamplona, Norte de Santander.

En entrevistas, Nancy Zuleta afirmaba que para ella siendo su esposa “Jorge Oñate no es el artista, es el ser bello y detallista que me enamoró, siempre será mi esposo, mi compañero fiel, me quedo con su instinto, trato de no pensar en la fama del artista”.

Son muchos los éxitos del maestro que rompieron record, nunca olvidó a su club “Oñatista” y vivió en La Paz por ser el lugar que tuvo el privilegio de verlo nacer, sus últimos años fueron tranquilo, fueron pocas las producciones realizadas pero mantenía activo a su público y les cumplía en las presentaciones, fuero cinco décadas vividas intensamente, bajo lágrimas, obstáculos, derrotas, sufrimientos, pero también momentos de alegría, triunfos y éxitos en medio de un camino en el que se consolidó como cantante, compositor y como el maestro Jorge Oñate, el artista que hoy está entre los grandes del vallenato que han partido a la eternidad y están en el corazón de sus seguidores.

Paz en su tumba y fortaleza a sus familiares Q.E.P.D.

publicidad

publicidad