publicidad

publicidad

Juan Manuel Santos contará su versión sobre los falsos positivos

En medio de un conversatorio en la Universidad Externado sobre la conmemoración de los 10 años de la Ley de Víctimas, el exmandatario Juan Manuel Santos aseguró que siempre tuvo profundas diferencias con el presidente Álvaro Uribe Vélez y que su norte siempre fue la negociación con las Farc.

“Con Uribe yo he tenido algunas diferencias y había una diferencia de fondo en la forma de conducir la guerra. Esto lo voy a decir mañana ante la Comisión de la Verdad, a donde voy a asistir porque creo que para honrar a las víctimas debo ir y contar mi verdad sobre los falsos positivos. Allá voy a decir que había dos concepciones diferentes entre el presidente y su ministro de Defensa. Uribe lo que quería era una derrota total de la guerrilla; lo mío era una derrota estratégica, debilitarnos para llevarlos a la mesa de negociación. Uribe siempre se opuso a reconocer el conflicto armado. Pensaba que la guerrilla era narcoterrorista y que no merecían esa interlocución como actores políticos”.

Con estas palabras, el expresidente Juan Manuel Santos dio detalles de lo que será su intervención este 11 de junio ante la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, en donde hablará por primera vez de los asesinatos de civiles presentados ilegítimamente como bajas en combate, mal llamados “falsos positivos”, que ocurrieron cuando era ministro de Defensa, en la presidencia de Álvaro Uribe Vélez.

Le puede interesar  Uribe pide militarizar las calles por el Paro Nacional

Santos, en medio de un evento sobre los diez años de la Ley de Víctimas en la Universidad Externado, agregó que si bien ambos coincidían en la necesidad de mantener la presión militar, Uribe “nunca quiso reconocer el conflicto armado”. Para el expresidente, sin el reconocimiento del conflicto armado no puede haber justicia transicional. Y sin ella tampoco habría proceso de paz. Por eso resaltó la importancia de la creación de la Ley de Víctimas y Restitución de Tierras que, por primera vez, le dio un reconocimiento a las víctimas de la guerra en Colombia y labró el camino hacia el Acuerdo de Paz.

“La importancia de esta ley la demuestra la presencia ni más ni menos del entonces secretario general las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, que vino cuando se promulgó la ley. Él lo ha dicho mil veces y lo sigue repitiendo: eso fue un ejemplo de Colombia para el mundo entero, pero también una ley que permitió que el proceso de paz en Colombia prosperara. El reconocimiento de las víctimas y convertirlas después en le centro de la negociación fue lo que le dio un respaldo internacional al proceso, pero, segundo, nos dio un norte, unos pilares alrededor de los cuales deberíamos negociar. Este es el primer proceso en el mundo que se hace bajo el paraguas del Estatuto de Roma”, explicó Santos.

La columnista Laura Gil, quien moderó el evento, también le mencionó un encuentro que tuvo Santos con un reclutador que seducía a los jóvenes para luego ser llevados a otras ciudades, asesinados y posteriormente vestidos con prendas militares. “En ese momento, cuando le tocó aquel caso tan triste de Soacha, lo ayudó a establecer lo que estaba pasando… hablar con criminales de esa naturaleza podría traerle problemas jurídicos a usted”. Santos respondió: “Y así lo contar en la Comisión, me fui con el general Padilla en una oficina de Naciones Unidas y ahí nos contaron todo”.

Le puede interesar  Álvaro Uribe causa indignación por negar la existencia de los 'falsos positivos'

Ante la pregunta de Laura Gil sobre por qué no intentó con mayor esfuerzo una salida negociada con la guerrilla del ELN, Santos reconoció que quizá sí faltó, pero era complicado llevar las dos negociaciones al tiempo y más cuando tardaron tanto con las Farc. Cuando intentaron con el ELN, ya su gobierno iba de salida. Sin embargo, dejó claro que es una deuda del Estado colombiano.

publicidad

publicidad