publicidad

publicidad

Justo & Bueno, Ara y D1 destructores de los campesinos y las microempresas vallenatas

Aunque los descuentos y precios que ofrecen almacenes como Justo y Bueno, Ara y D1 dan facilidad a las familias vallenatas para adquirir productos de la canasta familiar, lo cierto es que su aporte al encadenamiento productivo para la ciudad es casi nulo, puesto que no ofrecen mercacia de la región que termina afectando a los productores locales, además sus sedes son controladas desde fuera lo que no genera empleo más allá del personal que atiende.

Cuando los almacenes como Ara, Justo y Bueno y D1 empezaron a hacer presencia en Valledupar, se habló de un dinamismo en la economía por la generación de empleo. Los primeros en llegar fueron Justo y Bueno, les siguió D1 y ahora Ara, estas tres compiten entre sí y con las tiendas de barrio; al menos eso se creía inicialmente, toda vez que se estaba dejando de lado un elemento de gran importancia en este escenario y que sí es un competidor directo de esta mercadería que viene invadiendo la ciudad, este no es otro que Mi Futuro, una empresa vallenata con más de 20 años, y que aún con toda su trayectoria ha puesto a disposición de los valduparenses seis puntos de mercado, y uno más en el municipio de La Paz.

Hace más de un año D1 llegó a Valledupar y hoy tienes varias tiendas.

En busca de conocer si la llegada de empresas como Justo y Bueno, Ara y D1 les ha afectado como empresa, teniendo en cuenta que hasta hace unos años competían solamente con marca como Olímpica y Éxito, a las que les ganaban por precios, uno de sus propietarios respondió que “entre más competidores existan en un mercado, este se repartirá de forma diferente. Gracias a Dios supermercados Mi Futuro sigue creciendo año a año. Entre más opciones tengan los clientes obliga a los supermercados a ser más dinámicos, para ser la mejor opción en el mercado del hogar, y optimizar la rentabilidad”, dijo Ricardo Reyes.

Quien además afirmó que esto termina convirtiéndose en una oportunidad para ser más competitivos, “estos nuevos formatos además de dinamizar los clientes, también ha dinamizado el tema de proveedores, ingresando nuevos y obligando a los existentes la creación de nuevas líneas y marcas más agresivas en la relación calidad precio”, acotó Reyes.

Le puede interesar  Las deudas tienen a Justo & Bueno con ‘el agua al cuello’

Precios – calidad y proveedores

Una de las características que tienen las tiendas de alimentos de descuento duro son los valores, toda vez que su competencia se da presentando productos de la canasta familiar a precios bajos. En estos escenarios no hay estratos sociales, pues accede todo tipo de público; sin embargo ¿qué  implica el tener los precios más bajos del mercado?  En conversaciones con el director ejecutivo de Fenalco, Octavio Pico Malaver, este aseguró que lo primero que hay que ver es el consumidor como protagonista de este escenario.

Entre Ara, Justo & Bueno y D1, la primera se muestra como una tienda de descuento duro, pero de artículos de mayor calidad.

“El consumidor lo que necesita es especializarse, ya que no somos los más efectivos porque no manejamos elementos que tenemos que manejar como concentraciones, oportunidades, calidades, tamaños”, dijo Pico Malaver.

Frente a la característica que manejan estas tiendas que no es otra que el descuento duro, Ricardo Reyes afirmó que el precio depende de la calidad del producto, “estos nuevos formatos están ofreciendo los precios equivalentes a las calidades ofrecidas. Lo que define el precio de venta en cualquier producto son sus componentes y el respaldo de la marca, por citar un ejemplo de un producto de la región, la leche. Lo que define la calidad y el costo de esta es su contenido graso, a mayor contenido graso más calidad y así mayor precio. Las marcas de precios bajos siempre han existido, lo que estos formatos han hecho en ofrecerlos en un mismo local”, acotó.

La ventaja de Mi Futuro

Dentro de los datos que se conocieron de las tiendas de descuento duro está que trabajan con marcas propias, lo que es conocido como ‘marca blanca’, pero frente a esta competencia Supermercados Mi Futuro tiene una ventaja grande, y es que son compradores de productos locales y de la región, así lo considera el director ejecutivo de Fenalco, “Mi Futuro tiene proveedores locales, en cambio los otros formatos tienen proveedores nacionales, incluso marcas propias, lo que genera un punto a favor de Mi Futuro porque es un elemento que tiene mucho impacto porque la gente prefiera a quien tenga algún arraigo o conexión con lo que se considera propio”, dijo Fabio Pico Malaver.

Le puede interesar  ¿Justo & Bueno está quebrado?, solicitó ley de insolvencia

Según conoció este medio de comunicación, entre los principales proveedores de Supermercados de Mi Futuro aparecen: la carne que es 100% cesarense, Servipan, Klarens, Coolesar, entre otros, además de adquirir productos como la panela atanquera, plátano, guineo y miel de abejas de Pueblo Bello, tomate de Manaure y San José de oriente,  pomelo de San Roque, entre otros.

Justo y Bueno fue el primer supermercado
de este tipo que llegó a la ciudad.

¿Qué piensa la comunidad?

Les preguntamos a los vallenatos si consideran que las llegada de los alcencenes Justo y Bueno, Ara y D1 podrían afectar a las tiendas de barrio de la ciudad.

“No creo que las tiendas de cadena sean de competencia a las tiendas de barrio porque es un servicio que uno adquiere de manera diferente, en estas ultimas uno compra productos menudiados, que la cebolla, huevo, hojitas, mientras que el supermercado se compra por cantidad. En el caso de mi casa siempre hemos comprado los productos de aseo y mayoritarios en almacenes”, dijo Yuri Bravo.

“Considero que no ha afectado a las tiendas de los barrios porque hay productos que mientras que en el supermercado son mas costosos en las tiendas se encuentra más económico, además la tienda la tienes cerca a tu casa”, dijo Diannys Sanjuán Perpiñán.

“Los almacenes de cadena si han perjudicado un poco a las tiendas porque uno como comunidad decide comprar en lugares más económicos para así ahorrar dinero, por ejemplo fab, azúcar, productos que se consumen diariamente”, acotó Yadeuth Hernández.

“Creo que no ha afectado a las tiendas de barrio, hay gente que todavía las prefiere porque cuenta con la venta del menudeo, cosa que no tienen los supermercados”, afirmó Dennys Olivera.

“Las tiendas se han visto afectadas por almacenes de cadena como Ara, D1 y Justo y Bueno porque los productos generalmente son más económicos, tanto así que algunas tiendas compran productos de aseo en estas tiendas para revenderlos”, aseveró Moisés Daza.

publicidad

publicidad