publicidad

publicidad

Katrizza Morelli, la gerente del SIVA que jarta de mentiras a los vallenatos

El proyecto del Sistema Estratégico de Transporte Público (SETP), en Valledupar, contó con un presupuesto inicial de más de 350 mil millones de pesos en 2009, por lo que para darle operatividad se creó el Sistema Integrado de Transporte de Valledupar (SIVA). Sólo en la alcaldía de Fredys Socarrás en 2014, la ciudad recibió más de 50 buses procedentes de Cali, que posteriormente se supo no eran nuevos, esa es la única acción que ha desarrollado el SIVA para renovar la flota y mejorarles el servicio a los vallenatos, pese a que tiene más de diez años, la mayor parte del tiempo bajo la dirección de Katrizza Morelli.

Desde que en el año 2012 se creó el Sistema Integrado de Transporte de Valledupar (Siva S.A.S), la esperanza de los valduparenses de mejorar en el área de movilidad creció, para ese entonces venía adentrándose en la ciudad el mototaxismo, y se esperaba que sería por poco tiempo, toda vez que la necesidad de contar con mejores alternativas para movilizarse era grande. Fue así como llegó Katrizza Morelli Aroca, quien se perfilaba como la funcionaria que partiría la historia de la ciudad en dos. Hoy 10 años después solo hay millonarios recursos despilfarrados y la misma cara que llena de mentiras a los vallenatos cuando estos preguntan ¿los buses para cuándo?

Desde entonces la ciudad ha estado esperando el mejoramiento de la movilidad; espera que se ha convertido en un tortuoso camino en el que los más afectados han sido los pobladores. A pesar que el origen de esta sectorial, que hoy funciona como una mini-alcaldía, se dio en el 2011, la verdadera odisea arrancó el 06 de agosto de 2014 a través del contrato de licitación pública 001 por un valor de casi 30 mil millones de pesos, cuyo objeto fue: ‘Construcción y rehabilitación de la malla vial y espacio público, renovación y optimización de las redes de acueducto y alcantarillado sanitario, y construcción del colector de aguas lluvias de La Avenida Simón Bolívar entre las glorietas del Terminal y La Ceiba’, incluía además la optimización del canal de aguas lluvias de la Calle 44 desde la glorieta del terminal hasta el río Guatapurí y sus obras complementarias. Por supuesto hoy la cifra es mayor y del sistema de transporte no hay nada.

El concejal de Valledupar, Guido Castilla González, se refirió diciendo que “estas son obras que no deben de esperar, Valledupar necesita el sistema integrado de transporte, Valledupar necesita cambiarle la cara en el tema de servicio público colectivo porque los buses que tenemos, dan pena. Tenemos conocimiento que las primeras flotas debieron llegar el año anterior y hoy no encontramos una respuesta validera de por qué esos buses no han llegado a la ciudad”, dijo.

“Hay que revisar el tema de los buses porque no se ven, por eso la gente apela al mototaxismo. Aquí en Valledupar el Siva se volvió entidad contratante de vías y no operador ni facilitador de buses para la movilidad”, dijo entre tanto el diputado Ricardo Quintero Baute.

Las obras del Siva

Le puede interesar  Katrizza Morelli, toda una pastorcita mentirosa

Una de las excusas más recurrentes que ha utilizado Katrizza Morelli Aroca para no responder por la puesta en marcha del Sistema Integrado de Transportes de la ciudad, ha sido el mejoramiento de la malla vial de la ciudad, la cual es necesaria para poner en funcionamiento dicho sistema; sin embargo, esto se ha convertido en su escudo protector cuando su nombre se pone en el paredón para que responda con fecha y hora de la llegada de los buses última tecnología que tendrá la ciudad, toda vez que si bien es cierto de las obras estipuladas en el contrato, la mayoría de ellas, se supone fueron culminadas.

Sin embargo, durante los siete años que lleva de ejecución dicho contrato, Morelli se ha encargado de disfrazar su inoperancia con el retraso de las obras, para lo que se escuda en los contratistas. La más polémica de todas fue el Canal de Panamá, inició el 6 de agosto del 2014 con el diseño original elaborado por la firma bogotana Gómez, Cajiao y asociados Compañía Limitada, con la intención de aumentar la capacidad de captación del canal, de nueve metros cúbicos por segundo a 56, desde entonces se convirtió en el ‘talón de Aquiles’ de la entidad, toda vez que desde que inició estuvo en el ‘ojo del huracán’ por la aparente malversación de los recursos. Aquí se invirtieron más de 8 mil millones de pesos y tiene encima más de una irregularidad.

Otra de las obras que hacen parte de este proyecto es la Avenida 450 Años, en la cual se intervinieron 2.5 kilómetros de vía en concreto rígido doble calzada, acompañados de 31.200 metros cuadrados de espacio público, 6.120 metros cuadrados de cicloruta, reposición de acueducto, alcantarillado sanitario y pluvial, y amoblamiento urbano. La inversión fue de más de 22 mil millones de pesos.

Le puede interesar  ¿Qué hizo el SIVA durante el 2020?

En este contexto también aparecen la glorieta de Los Músicos, obra que ya fue entregada y tuvo una inversión de más de 6 mil millones de pesos.

Frente a este panorama y retomando sus últimas declaraciones, la gerente del Siva manifestó, como siempre, que pronto entrará en funcionamiento. “Estaríamos invirtiendo en flota cerca de $42.000 millones para comprar 140 unidades de baja o cero emisiones, con cupo para 20 pasajeros, nuevas, climatizadas, con plataformas para personas con movilidad reducida, información al usuario. Entonces, tendríamos $42.000 millones para buses y $6.000 millones para la tecnología. Además, hay otras inversiones previstas como la construcción del patio y talleres, señalización, para complementar la puesta en operación del sistema”, dijo recientemente.

El Centro Histórico en veremos

Tras la prórroga de cuatro meses, con la obra del Centro Histórico, el Siva tiene un plazo máximo de entrega en julio de este año.

Lo cierto es que pareciera que el Siva maneja el mismo ‘modus operandi’ con todos los proyectos que están bajo su responsabilidad, la misma espera que presentaron obras como el Canal de Panamá, Avenida 450 Años, entre otras, es lo que se divisa con el Centro Histórico. Proyecto que, según el acta de inicio, arrancó el 20 de febrero del 2020, para la construcción de la malla vial y del espacio público de este sector de la ciudad, con un plazo de ejecución de 12 meses con una inversión de $20.072 millones de pesos y el contrato de interventoría en 1.420 millones de pesos. Es decir, para esta fecha el proyecto debía haber sido entregado, sin embargo, siendo conscientes de que el tiempo no les daría, el 14 de noviembre del 2020 prorrogan cuatro meses más la ejecución lo que los llevó a tener como fecha de terminación el 23 de julio del 2021.

Frente a la obra del Centro Histórico el diputado Quintín Quintero dijo que, “me preocupa que esa obra pretendan pasarla a otra vigencia en cuanto a su terminación. Hay un punto importante de analizar y es que los comerciantes de esta zona no sobrevivieron y cerraron y después les vino el covid-19 y los terminó de acabar”.

“Es necesario que la gerente del Siva junto con el contratista le dé pronta solución a esta situación y se agilicen las obras porque anteriormente se tenían turnos hasta de noche para agilizar, y hoy vemos que escasamente hacen trabajos en el día”, dijo el concejal Guido Castilla.

publicidad

publicidad