publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

‘La asociación entre Orozco y Monsalvo se afianzó en los votantes como la fórmula ganadora’: Bustos

José Luis Bustos, director científico del Centro Ejecutivo Ágora, explicó en detalle los resultados obtenidos en la séptima encuesta que realizó el pasado 23 de septiembre en la capital vallenata para medirle el pulso a la intención de voto para la alcaldía de Valledupar y la gobernación del Cesar.

En ese sentido explicó los resultados para la alcaldía, “en este momento lo que queda claro es que la población votante de Valledupar está en un 60,5% decida por Ernesto Orozco, y un 20,6% por el Mello Castro. Cuando uno mira esta cifra que parece abrumadoramente alta, se tiene que tener en cuenta que esta es la séptima medición y que hay una seguidilla de mediciones que se han venido haciendo cada vez más corta en el tiempo, y que evidencian el crecimiento de Ernesto Orozco y también del Mello Castro, pero el crecimiento de Orozco ha sido geométrico mientras que la de Castro ha sido aritmético”.

Según Bustos, existe una relación directa entre los votantes hacia los nombres de Orozco y Monsalvo como la fórmula ganadora. “De los hogares que manifestaron intención de voto por Luis Alberto Monsalvo a la gobernación, el 76,4% va a votar por Ernesto Orozco a la alcaldía de Valledupar, entonces hay correlación de fuerza directa evidente, mientras que el Mello Castro en el estanque electoral de Luis Alberto Monsalvo solamente obtiene el 18,2%”, explicó.

Otro aspecto que explicó el director científico de Ágora tiene que ver con la ilusión de triunfo, en la que nuevamente los candidatos Ernesto Orozco y Luis Alberto Monsalvo sacan una enorme ventaja. “Cuando miramos la ilusión de triunfo, que es un resultado supremamente importante, vemos que en Luis Alberto Monsalvo es del 64,6% mientras que la de Ernesto Orozco es del 61,3%, y esto es sumamente importante ya que las variables que se miden para predecir una elección son: la recordación espontanea, la intención de voto y la ilusión de triunfo”, dijo.

Agregó además que: “normalmente debe haber una variación que no supere el margen de error entre recordación, intención e ilusión, la gente que recuerda un candidato, y quiere que votar por él pero cree que va a ganar otro es un voto blando, pero si yo me acuerdo de un candidato, voy votar por él y creo que va a ganar ese es un voto duro, y el voto duro de Ernesto Orozco está en el 61,3% y en Monsalvo está en el 64,6%, y estas dos cifras tienen una correspondencia muy fuerte y es casi que la misma y eso explicaría que la gente ya hizo la fórmula ganadora con estos dos candidatos”.

Le puede interesar
Los respaldos de Luis Alberto Monsalvo le aseguran un triunfa en las urnas

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad