publicidad

publicidad

La corte IDH condenó al Estado colombiano por el caso de Jineth Bedoya

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) condenó al Estado colombiano por diversas violaciones a los derechos de la periodista Jineth Bedoya, quien fue víctima de secuestro, tortura y violencia sexual en el ejercicio de su profesión en el año 2000.

«El Estado de Colombia es responsable internacionalmente por la violación de los derechos a la integridad personal, libertad personal, honra, dignidad y libertad de expresión en perjuicio de la periodista Jineth Bedoya Lima, como resultado de los hechos ocurridos el 25 de mayo de 2000, cuando fue interceptada y secuestrada a las puertas de la Cárcel La Modelo por paramilitares y sometida a un trato vejatorio y extremadamente violento, durante el cual sufrió graves agresiones verbales, físicas y sexuales», indica el fallo.

Su proceso no ha sido ajeno a la controversia, en medio de los ataques del Gobierno Duque al sistema interamericano. En una acción sin precedentes, el Estado colombiano optó por retirarse de la audiencia de marzo e intentó recusar a los magistrados al señalar que las preguntas indicaban prejuzgamiento, y tildar de sesgados a los jueces. La Corte IDH rechazó esos alegatos, que provocaron una avalancha de críticas desde distintos sectores.

“Yo llevo 25 años litigando ante la Corte IDH y esto es insólito, nos sorprende que el Estado de Colombia haga lo que no hicieron gobiernos realmente autoritarios como el Gobierno de Fujimori en Perú, el de Ortega en Nicaragua, el de Maduro en Venezuela”, señaló entonces Viviana Krsticevic, la abogada de Bedoya y directora Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (CEJIL).

publicidad

publicidad