publicidad

publicidad

La estampilla en honor a Jorge Oñate ya está en circulación

Como “El Jilguero de América” y “Ruiseñor del Cesar” conocían al célebre artista vallenato Jorge Oñate, un cantautor que revolucionó los cánones prestablecidos en la interpretación vocal de la música vallenata. Por esta razón, y cómo un homenaje póstumo solicitado por algunos senadores de la República, el Ministerio de las Tecnologías de la Información y las comunicaciones (MinTIC) aprobó a través de la resolución 954 de abril 23 de 2021 la emisión, “Jorge Oñate 1949 – 2021 ‘La Leyenda’”, y ordenó al Operador Postal Oficial, Servicios Postales Nacionales S.A., 4-72 su producción.

La presentación se llevó a cabo en la plazoleta de la Gobernación del Cesar, donde el gobernador del departamento, Luis Alberto Monsalvo Gnecco; el presidente de 4-72, Gustavo Adolfo Araque; el senador José Alfredo Gnecco Zuleta y el subdirector de Asuntos Postales del MinTIC, Jairo Luis Marulanda, dirigieron la presentación de esta emisión que consta de 25.002 estampillas presentadas en una hoja, cada una con seis sellos y con un valor facial de 5.000 pesos.

La ilustración de la estampilla estuvo a cargo de la diseñadora Melissa Martínez Olivella, quien en 2020 fue ganadora en el concurso del afiche oficial para el 53 Festival de la Leyenda Vallenata en el que, precisamente, homenajeaba a “El Jilguero de América”, Jorge Oñate.

“La filatelia es un gran medio para difundir, conmemorar y honrar el patrimonio, las costumbres, los eventos y los personajes destacados y célebres que marcaron un antes y un después en el folclor y la cultura del país. Es importante continuar fortaleciéndola y así promover la cultura de nuestro país”, resaltó Jairo Marulanda, subdirector de Asuntos Postales del MinTIC.

“El Jilguero de América”

Jorge Oñate nació en La Paz, departamento del Cesar, el 31 de marzo de 1949, hijo de Daniel González y Delfina Oñate. Cursó sus estudios secundarios y como carrera profesional se inclinó por el arte musical recibiendo el título de ‘El Jilguero de América’ y ‘El Ruiseñor del Cesar’.

De acuerdo con el escritor y periodista Rafael Oñate Rivero, el ídolo vallenato, con solo 14 años, ya era el cantor solicitado en todas las parrandas vallenatas de la provincia de La Guajira, en los pueblos del Cesar y el territorio Caribe gracias a la fortaleza de su talento artístico-musical.

Así mismo, en su adolescencia en representación de un grupo musical estudiantil del Colegio Ateneo del Rosario de Valledupar, se consagró como ganador del Concurso Nacional llamado “La Orquídea de Plata de la Hora Phillips”, programa institucional de la Cadena Caracol Radio dirigido por Alfonso Lizarazo y Armando Plata Camacho.

Según cuenta Oñate Rivero, el interés de Jorge Oñate por el canto empezó a muy temprana edad. Primero interpretó Españoletas imitando a Joselito, chaval de la Península Ibérica; rancheras, por su admiración hacía José Alfredo Jiménez y otros charros de la época de oro del cine mexicano; boleros, que aprendió al oírlos a través de las largas tenidas de su abuelo Juan Oñate, además de la presencia del canto de la nueva ola con la entusiasta aparición de Óscar Golden, Harold y César Costa. Luego vendrían los ritmos de moda en la música tropical de ese entonces con el acompañamiento del ya fallecido Nelson Díaz y su Combo.

En 1968, con el impulso de su pariente Alonso Fernández Oñate, Jorge Oñate inició su carrera musical con el conjunto llamado “Los Guatapurí”, pero el reconocimiento musical llegó al año siguiente, cuando se consolidó como el vocalista del conjunto “Los Hermanos López” con canciones como “Berta Caldera”, “El Cantor de Fonseca”, “Tiempos de la Cometa” y “No voy a Patillal”.

Sus estudios secundarios los adelantó en Santa Marta, Bucaramanga y Bogotá. Pero fue en la capital donde afloró realmente su pasión por el canto, actividad que inició en parrandas con interpretes mayores, sus amigos y paisanos.

Jorge Oñate es el único interprete del género vallenato que ha obtenido sendos premios de trascendencia folclórica como lo son: dos galardones como Rey del “Festival de la Leyenda Vallenata”, con Miguel López y Alvarito López (hijo), además del Águila Dorada, por presentarse consecutivamente durante más de 40 años en el Carnaval de Barranquilla, desde 1974 hasta el 2007.

Así mismo, fue el primer artista que se llevó un Premio “Luna”, en Barranquilla, como mejor cantante vallenato y posteriormente institucionalizado con el nombre de Jorge Oñate “El Jilguero”. El Homenaje Nacional del Pueblo Guajiro a través del “Festival Francisco el Hombre a su Vida y Obra” y el Grammy especial para Jorge Oñate concedido por la Academia –Laras- a la excelencia musical… fueron, quizás para él sus máximos galardones.

publicidad

publicidad