publicidad

publicidad

La hora cero del Rosario Pumarejo de López

Luego de varios aplazamientos, este viernes 23 de julio se llevó a cabo la cruzada para tratar la crisis del Hospital Rosario Pumarejo de López. 

Lo que debió ser una audiencia pública fue una reunión llena de misterios que no dejó mayores soluciones, los altos funcionarios concluyeron que de los pocos caminos que tiene el Hospital Rosario Pumarejo de López, lo más viable es una reestructuración de pasivos, tema que quedó sobre el tintero esperando la decisión del gobernador. El IDREEC pese a que no estaba en el orden del día, una manifestación a las afueras del CDT Ganadero obligó a tocar el tema en último minuto.

Le puede interesar  ¿El Cesar quedará sin gobernador nuevamente?

La reunión contó con una asistencia alrededor de 18 personas, entre ellos algunos que solo fueron a figurar, pero además de dar las cifras de pasivos y los bajos ingresos que hoy tiene el hospital «en 2019 una facturación por $80 mil millones, 2020 bajó a $48 mil millones y al día de hoy menos de $35 mil millones», manifestaron que el plan de mejoramiento no va cumpliendo las metas y que la reacción oportuna antes que el barco se hunda es la reestructuración de pasivos declarando el hospital en ley de insolvencia mientras se adelantan recuperación de cartera con las EPS, mesas de trabajo con la Junta Directiva y mesas de conciliación para pagos a la deuda de nómina y proveedores.

Le puede interesar  El día de las posesiones: Nueva gerente del Rosario y gobernador encargado del Cesar

El superintendente Fabio Aristizábal aseguró que una vez llegue la solicitud por parte de la entidad territorial (Gobernador del Cesar) , la Superintendencia nombrará un promotor para que haga todo el análisis de los pasivos que tiene el hospital y los acuerdos de pago. Aclaró que este promotor no es un interventor, ni tampoco tiene las funciones de un interventor.

publicidad

publicidad