publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

La imagen de Prodeco está en entredicho por amenazas a un concejal de La Jagua

“Hace aproximadamente tres semanas en horas de la mañana recibí dos llamadas en las que, con un lenguaje bastante despectivo me decían que dejara trabajar a las minas que eran las que le daban trabajo a la gente y que me iba a hacer matar por esas casas que no eran mías”, con estas palabras el concejal de La Jagua de Ibirico, Gabriel Hernández relató los hechos amenazantes que ha venido recibiendo hace aproximadamente un mes.

Aunque no se atreve a afirmar de dónde vienen exactamente las llamadas, manifiesta que no tiene enemigos en el pueblo, además que ya interpuso la denuncia ante la Fiscalía, pero hoy su vida está en riesgo toda vez que no cuenta con seguridad, aun cuando las amenazas han seguido.

“Fui a Chiriguaná, hice la denuncia, se hizo un reporte en el municipio a nivel de Personería, Policía, Ejército, hicieron un consejo de seguridad y me comentaron algunos métodos de protección y básicamente lo que conseguí con eso, después de eso es que las autoridades vayan a recogerme cuando salga en las madrugadas a tomar el bus”, dijo Gabriel Hernández.

Después de esto recibió nuevas llamadas, pero lo que más le preocupa es que el pasado domingo 22 de septiembre recibió un panfleto a su número de WhatsApp de un número desconocido, “me tratan de guerrillero disfrazado de sindicalista. Yo desde enero pertenezco a una sociedad sindical, la cual como todas las organizaciones buscan mediar por los trabajadores, tengo el cargo de secretario de Educación, no estoy identificado como el enemigo de la empresa, contrario a ello soy muy agradecido con mi trabajo”, manifestó el concejal, quien también labora con la empresa Drummond.

Le puede interesar
Amenazan de muerte a concejal de La Jagua de Ibirico

¿Cuáles casas?

Aunque no hay certeza de dónde vienen las amenazas, en las llamadas mencionaron unas casas, las cuales el concejal asemeja con el caso de los daños que se han venido presentando en algunas viviendas del municipio por la explotación minera y frente a las que la empresa Prodeco no ha querido responder aun cuando se comprometió con su reparación.

Los principales afectados han sido los habitantes de los barrios Las Palmas, El Paraíso, 17 de febrero, Simón Bolívar, El Galán, El Progreso, El Bosque, Comuneros y Camilo Torres, quienes han tenido que aprender a convivir con las explosiones que ocasionan petardos de pólvoras utilizados para la excavación del terreno en la mina propiedad de la empresa Prodeco; lo que ha generado que sus casas se hayan deteriorado.

Le puede interesar
Multitudinario, así fue el tsunami ovelista en La Jagua de Ibirico 

Otras perlas de Prodeco

En el mes de agosto la empresa Prodeco pasó por un nuevo escándalo, en esta oportunidad con su grupo de empleados, toda vez que se dieron despidos masivos de trabajadores de las minas Calenturitas, La Jagua de Ibirico (Centro del Cesar) y la oficina de Barranquilla, todas empresas del Grupo Prodeco, propiedad de la multinacional Glencore.

Según se conoció de fuentes internas de esta empresa, para el próximo año dichos despidos continuarán, toda vez que la meta sería sacar 200 empleados este año y otros 200 para el 2020. Las razones que aduce la compañía frente a estos despidos, es la necesidad de retirar los equipos de mayor costo de la flota de producción de la mina Calenturitas.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad