La Jagua de Ibirico nuevamente en la mira por trashumancia

En un nuevo informe que publicó la Misión de Observación Electoral, se reveló que el 29% de las inscripciones de cédulas podrían tratarse de casos de trashumancia, ya que 46.901 ciudadanos de los 162.725 que han inscrito su cédula hasta este momento, no residen en los municipios en los que se inscribieron según las bases de datos oficiales utilizadas.

En la lista figura el municipio de La Jagua de Ibirico en el Cesar, que según la MOE, tiene una tasa de inscritos cuatro veces mayor al promedio nacional al 24 de febrero.

En particular, se destacan once casos con altas tasas de inscripción en los primeros cuatro meses, sobre los cuales la MOE ha concentrado reiteradamente sus alertas por riesgo de trashumancia en el pasado y además están dentro del universo de municipios con más censo electoral que poblacional. Estos municipios son: Puerto Gaitán, Cabuyaro, Castilla la Nueva Barranca de Upía en Meta; Cravo Norte (Arauca); la Jagua de Ibirico (Cesar); Bituima (Cundinamarca); El Tarra (Norte de Santander); Taraira (Vaupés) y Guavatá (Santander).

En el análisis presentado, la MOE asegura que con base en datos aportados por la Registraduría Nacional ha monitoreado la inscripción de cédulas para detectar atipicidades que pueden ser indicativas de trashumancia mediante el indicador de la tasa de inscripción de cédulas y señala el riesgo de que exista trashumancia histórica en el país, y recuerda que, tras los procesos electorales de 2018, actualmente 142 municipios del país tienen más censo electoral que población.

Aquí también aparecen municipios como Becerril, Chiriguaná, Curumaní, Río de Oro y San Diego, que tendrían más censo electoral que poblacional según cifras oficiales.

En total, en el departamento del Cesar se han inscrito 4.789 que corresponde al 6,6% de la población.