publicidad

publicidad

La puja por el poder en La Jagua de Ibirico

El ser uno de los municipios con mayores recursos económicos, por ser del corredor minero, ha llevado a que hoy cuatro frentes políticos alisten sus mejores pollos para enfrentarse en las urnas por un solo objetivo… la alcaldía de La Jagua de Ibirico.

Dicen que la política es dinámica y cambiante y aunque suene a frase de cajón, en este municipio del corredor minero hay una muestra fehaciente de ella, cuando Didier Lobo Chinchilla fue alcalde en el periodo 2012-2015, muchos alzaron bandera, nadie desconoce que el hombre le cambió la cara a La Jagua y que logró descentralizar alrededor de un billón de pesos de los recursos del Sistema General de Regalías. Eduardo Santos, Ovelio Jiménez, son algunos de los nombres que hay por mencionar que eran de este grupo político y que hoy tienen rancho aparte, el primero lo armó desde el 2015, cuando renunció a la secretaría de Planeación para ser candidato a la alcaldía siendo opositor a este grupo, para el próximo debate repite intención, y el segundo, logró ser diputado gracias al respaldo del movimiento DILO, pero hoy sería uno de sus contrarios.

El panorama

Dicen que nadie sabe para quién trabaja y al senador de Cambio Radical, Didier Lobo, estaría a punto de pasarle, el primero que se le salió de los aposentos fue Eduardo Santos, de quien dicen era de sus pupilos favoritos, no en vano lo llevó a ser diputado del departamento del Cesar por el partido de la Unidad Nacional; sin embargo, un empréstito hizo que se ‘partieran los pistones’. Empréstito que fue presentado por la alcaldesa Yarcely Rangel Restrepo y que terminó logrando con la venia de los concejales del municipio.

Y la segunda sería la alcaldesa ¡sí!, Yarcely, quien hoy está en el trono municipal gracias a que fue la ungida por Lobo en el año 2015 para dejarla como sucesora, pero el poder le ha gustado tanto que estaría por hacer lo que en alguna oportunidad hizo el expresidente Juan Manuel Santos con el senador Álvaro Uribe, y es darle la “patadita de la buena suerte”.

La mandataria, quien solo figura para la foto, tiene antes que nada su sociedad con el senador en la alcaldía del municipio, y segundo el manejo de la parte que a ella le corresponde a través de su esposo y Gestor Social, Edgar Barraza, quien es más político que ella y tendría entre manos un candidato para así dejar sucesor, esto sin importar que al final quien debería dar la unción sea Lobo Chinchilla, dejando entrever que dicha sociedad estaría por romperse.

Le puede interesar  Ovelio Jiménez le pide a Prodeco que explique despidos masivos

DILO vs Rangel

Pese a que se decía que el senador tenía en la baraja a más de siete nombres para escoger uno como candidato a la alcaldía y así cumplir un periodo más con el poder en el municipio, se conoció que siempre supo que sería Raúl Romero, su otro pupilo, lo acompañó desde que fue alcalde en el 2012-2015 como secretario de Hacienda, cargo en el que el administrador de empresas estuvo dos años más en el periodo de la actual administración.

Romero es de las entrañas de Lobo, además de contar con la experiencia, sin embargo, no tendría el aval de la alcaldesa, quien por dirección de su esposo tendría en la mira al concejal por Opción Ciudadana, José Manuel Ortega, quien cumple su segundo periodo en la corporación. Aún no renuncia a su curul por miedo a que lo estén montando en el bus en vano.

Pese a que estas situaciones tienen bastante fuerza en el panorama político del municipio, se conoció que el senador y la alcaldesa aun estarían en negociaciones, toda vez que siendo objetivos políticamente, no les conviene romper con el frente más fuerte que hoy tiene el municipio, toda vez que tienen del lado contrario dos más que también gozan de popularidad, estos son Eduardo Santos, quien no tiene respaldo político y Ovelio Jiménez, ungido por el Equipo Azul.

Pese a estas afirmaciones, en las que se dice que la alcaldesa y el senador se estarían enfrentando porque el candidato que quede definido sea el que cada uno lleva y que de no ser así se iría cada uno por su cuenta, en diálogo con el parlamentario este afirmó que será uno solo nombre que llevará el movimiento DILO, grupo que en su momento también respaldó a Yarcely Rangel.

“La relación con la alcaldesa es sólida, además ella no puede llevar candidato, el movimiento DILO está definiendo quién será, nombre que daremos a conocer este lunes”, afirmó Lobo Chinchilla.

El ungido pese a que se cree será Raúl Romero, al cierre de esta edición se desconocía si realmente fue el escogido en la reunión dada ayer domingo 24 de febrero en La Jagua de Ibirico.

El Equipo Azul

Alfredo ‘Ape’ Cuello – Ovelio Jiménez

Por la orillita mientras el movimiento DILO se decide a sacar el pollo para la pelea, el excandidato a la alcaldía de La Jagua de Ibirico fue mostrando su trabajo, se trata de Ovelio Jiménez, quien ha logrado fortalecer su candidatura a raíz de la falta de decisión entre el grupo del Senador y el de la alcaldesa. Hoy ‘el gallo’, como es conocido popularmente, cuenta con el respaldo del Equipo Azul, dirigido por el Representante a la Cámara, Alfredo ‘Ape’ Cuello, quien al parecer no escatimará esfuerzos para quedarse con esta alcaldía.

Le puede interesar  CTI capturó a exconcejal de La Jagua de Ibirico y a tres funcionarios más por supuesto robo de dinero público

Ovelio, como se dijo al inicio, fue de las entrañas de Didier Lobo, lo acompañó los tres primeros años en la sectorial de Planeación, pero renunció para ser candidato a la alcaldía del municipio, al no ser ungido por Lobo se fue por el partido Alianza Verde, logrando el segundo lugar, por debajo de la mandataria Yarcely Rangel Restrepo.

 

 

El que olvidó sus orígenes

Eduardo Santos

Desde que Eduardo Santos llegó a la Asamblea departamental, lo hizo pisando fuerte, alzando la voz, debatiendo temas del Cesar, entre otras cosas el joven diputado asumió su curul con el fin de mostrarse. Sus decisiones al parecer siempre fueron consultadas con su padrino político Didier Lobo, situación que cambió cuando el hombre empezó a tener problemas con la alcaldesa Yarcely Rangel, inconvenientes que al parecer suscitaron porque este nunca fue teniendo en cuenta, y pese a la gestión de algunos proyectos en la gobernación en los que este habría apoyado, nunca fue mencionado por la primera autoridad del municipio, hecho que le generó malestar.

Sin embargo, la gota que rebosó el vaso para Santos y terminó por romper relaciones con la alcaldía municipal dejando atrás su larga y estrecha relación política y de amistad con el senador Didier Lobo, fue el empréstito de 41 mil millones que el gobierno de Yarcely Rangel presentó.

El corporado fue el principal opositor a este empréstito que terminó siendo avalado por el concejo municipal de La Jagua de Ibirico, lo que le permitió acaparar gran parte del voto de opinión y tomar fuerza para ser candidato a la alcaldía de este municipio. El corporado quien hace cerca de dos meses oficializó su candidatura afirmó que no cuentan con padrinos políticos y que no renunciará a su curul como diputado.

Santos pasó de ser ‘el hijo bobo’ de Didier a ser hoy uno de sus contrarios, pese a que se conoció que no hay enemistad en el ámbito personal, el corporado ya no le copia al senador y pese a que este estuvo tocándolo para amansarlo y que dejara la oposición, el diputado hizo oídos sordos.

publicidad

publicidad