publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

Los alcaldes han hecho ‘de las suyas’ con los recursos de los municipios

Pensando en su último año de gobierno y con el agravante que es un año político, los alcaldes de cuatro municipios del departamento del Cesar, habrían realizado millonarios empréstitos y comprometiendo recursos del Sistema General de Participación SGP, hasta por 10 años, sin embargo las obras que se ejecutarían con esos recursos aún están en veremos.
Los municipios que le siguieron los pasos al de La Paz, donde el alcalde Wilson Rincón Álvarez hizo un empréstito por un monto aproximado a los mil millones de pesos para la ampliación de un supuesto alcantarillado, fueron el alcalde de San Diego, Humberto Jurado Abril, el del municipio de Manaure, Juan Carlos Araujo, la alcaldesa de Astrea, Aideth Barrios Ortega y el de Río de Oro, Manuel Rodolfo Márquez.

En San Diego el alcalde hizo su negocio

A la luz pública en los diferentes concejos municipales y veedores públicos ha comenzado a ventilarse el negocio que han hecho los alcaldes con los famosos empréstitos, con los que al parecer endeudan a los municipios, pignoran los recursos de SGP y no se ejecutan los proyectos para el cual se perciben los recursos.

El Semanario La Calle conoció que en el municipio de San Diego los concejales le dieron las facultades al alcalde Humberto Jurado Abril para que hiciera un empréstito por mil millones de pesos para la adquisición de unos predios para solicitar ante el Gobierno Nacional la construcción de viviendas de interés social para la población vulnerable de San Diego.

No obstante este medio conoció que el Alcalde habría hecho su negocio, pues con los mil millones de pesos adquirió un predio en la zona urbana por más de 400 millones de pesos y con el capital restante del empréstito compró unos predios en la zona rural, sin embargo los lotes adquiridos están enmontados porque el Alcalde solo habría hecho su negocio con la compra de los predios, pero no la gestión para que de las cien mil viviendas que está regalando el Gobierno Nacional se construyeran algunas en la población de San Diego.

El Concejo del municipio pidió explicaciones a la administración sobre la utilización de los recursos del empréstito, sin embargo según el Mandatario los dineros se invirtieron en su totalidad, pero no cumplió los fines para los cuales se había concebido, que era para promover las soluciones de vivienda.

En Manaure están haciendo política con las casas del empréstito

En Manaure, unas medidas cautelares fueron pedidas por el concejo del municipio ante la Procuraduría Provincial de Valledupar, para que el alcalde de la población, Juan Carlos Araujo no haga política con las 220 viviendas que se construirían en el municipio con la plata de un empréstito por mil millones de pesos realizado el año pasado.

Según la información obtenida por La Calle, el Alcalde estaría ofreciendo de a 20 viviendas a los precandidatos al concejo que están respaldado a la ficha que tiene para que lo remplace en el puesto de la Alcaldía.

El empréstito fue realizado el año pasado ante el Banco Agrario, el cual según información conocida por este medio de comunicación, se pagaría con el cien por ciento de los recursos del SGP, durante 10 años.

En Astrea está la joya de la corona

Mientras el pueblo muere de sed y las redes de acueducto y alcantarillado brillan por su ausencia, la alcaldesa de Astrea Aideth Barrios Ortega, se dio el lujo de realizar un empréstito por 3.500 millones de pesos con el fin de pavimentar unas calles del municipio, sin embargo el proceso al parecer estuvo viciado, debido a que no se habría cumplido con el debido proceso para la adjudicación del proyecto.

Las irregularidades cometidas en la adjudicación del famoso proyecto fueron puestas a disposición de la Fiscalía General de la Nación, pues con complicidad de los concejales a quien le habrían dado de a 30 millones de pesos para cada uno, por darle las facultades a la Alcaldesa para que dejara al municipio endeudado por cinco años, donde se comprometieron recursos del SGP.

Pero si en el norte y en el centro, los alcaldes han hecho de las suyas con la capacidad de endeudamiento de los municipios, en el sur del departamento no se quedan atrás, pues en el municipio de Río de Oro, el mandatario Manuel Rodolfo Márquez, habría recibido por parte del concejo de la población el beneplácito para realizar un empréstito por un valor aproximado de mil millones de pesos para la compra de una maquinaria, sin embargo al parecer el desembolso se hizo y las maquinarias aún no aparecen.

Este es el primero de varios informes que realizará el Semanario La Calle sobre el destino que han cogido los recursos producto de los empréstito hechos por los alcaldes de los diferentes municipios del departamento del Cesar, pues existen reiteradas denuncias, que aseguran que los dineros serían invertidos en las campañas políticas de los candidatos que apadrinan los mandatarios.

Deja un comentario

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad