publicidad

publicidad

Los ‘Char’ también metidos en el escándalo de los ‘Pandora Papers’

Nuevos nombres salen a flote en el capítulo de Colombia de los Papeles de Pandora, la investigación del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación sobre ocultamientos de capitales en paraísos fiscales para evadir impuestos, escándalo que salpica a personalidades políticas y empresariales. 

Nada más y nada menos que el grupo familiar ‘Los Char’ de Barranquilla aparecen relacionados con 13 sociedades ‘offshore’ registradas en Panamá y en Delaware, Estados Unidos. Pero como particulares, la lista la encabeza el padre del clan, Fuad Char Abdala.

El Espectador señaló que “la red offshore de los Char» se construyó por medio de la empresa alemán, Cordero, Galindo y Lee (Alcogal), reconocida firma de abogados panameña que tiene un consolidado negocio de abrir y gestionar sociedades offshore para extranjeros en lugares con beneficios fiscales”.

El señor Fuad Char, cabeza de la familia, sería uno de los grandes beneficiados por ser supuestamente cliente de la red offshore con al menos 10 sociedades, según informó ese periódico.

Además, el mismo Fuad le confirmó a ese medio de comunicación que en efecto tiene sociedades en el extranjero con el fin de “efectuar inversiones de capital directa o indirectamente en las regiones Andina y centroamericana, y así diversificar el portafolio de inversiones”.

Cabe mencionar que el mismo presidente Iván Duque dijo que no es un delito tener activos en el extranjero si están declarados ante la Dian. En ese sentido, Char aseguró que su “condición de beneficiario” está “adecuadamente declarada y revelada ante la entidad de impuestos”.

Los hijos de Fuad, Antonio Char, Alejandro Char y Arturo Char también aparecen en los ‘Pandora Papers’ de acuerdo con El Espectador. El rotativo explicó que Antonio, presidente del Grupo Olímpica y del Júnior de Barranquilla, “aparece en cargos directivos de sociedades offshore de su padre”.

Asimismo, es “el beneficiario sustituto del fideicomiso La Mar Assets Foundation, junto a su hermano Arturo, y Lamar Patrimony Foundation, junto a Alejandro y Arturo”.

Arturo le dijo a El Espectador que no es el beneficiario real ni sustituto “de los activos de La Mar Patrimony Foundation ni ha recibido pagos u honorarios de la citada compañía”. Delitos relacionados a la corrupción, el lavado de dinero y el fraude que hoy salen a la luz publica. Estas personalidad ¿asumirán costos políticos por este escándalo? Eso estará por verse.

publicidad

publicidad