publicidad

publicidad

publicidad

publicidad

‘Luchito’ Peñaloza, la sombra de Ibeth Lafourie a la alcadía de Codazzi

El currículo jurídico de Ibeth Lafaurie Perdomo, candidata a la alcaldía de Codazzi, muchos lo conocen, lo que pocos saben es su pasado en medio de procesos cuando fungía como jueza de la república. Su nombre salió a relucir cuando estalló el sonado caso de las pensiones en Valledupar, porque, al parecer, la mujer estaba involucrada en toda esta mafia, asimismo se habló de una posible participación en las pretensiones del exrector de la UPC, Enrique Meza, de seguir en el cargo a través de una acción de tutela; sin embargo, al final no logaron en objetivo.

Además de este pasado que hoy no la posicionan como la más idónea para gobernar, la candidata al cargo municipal por el partido Cambio Radical tiene a cuestas el paso que dejó su tío Luis Peñaloza Fuentes, quien fue alcalde de Codazzi hasta a finales de marzo, luego que fue suspendido por la Procuraduría Regional del Cesar, por inconsistencias en la administración.

Pese a que ‘Luchito’ regresaría a inicios de octubre, hoy no goza de toda la parafernalia con la que inició y con la que pretendía apoyar a su tía Ibeth para hacerla alcaldesa, toda vez que sus amigos y secuaces hoy dieron un paso al costado y lo dejaron solo, entre esos están su amigo personal Jorge ‘El Cuba’ Ovalle y el alcalde encargado Ricardo Fernández.

La jugada que se calló

Como si la llegada de Ricardo Fernández a la alcaldía de Codazzi, en calidad de encargado, se hubiera dado con el fin de cerrarle el chorro a ‘Luchito’, hoy todas las puertas que se le han cerrado al exmandatario tienen casualmente el sello del nuevo alcalde, aun cuando se creía que este llegaría a ser marioneta de Peñaloza, Ricardo demostró desde el inicio que no sería así, para ello lo primero que hizo fue remover los cargos de la administración que no le copiaban por seguir obedeciendo al mandatario suspendido.

De esta forma el alcalde encargado le demostró a Peñaloza que su salida era enserio y que él no seguiría gobernando en cuerpo ajeno, pero sin ninguna duda la estocada final que recibió Luchito fue el arrebatarle la plaza con la que pretendía ponerle cerca de 2000 votos a su tía Lafourie, el hospital de Codazzi.

Le puede interesar
Tirado en la calle hallan cuerpo sin vida en Valledupar
Ricardo Fernández – Jorge Luis Suárez Peláez – Jorge ‘El Cuba’ Ovalle

Antes de entrar a detallar la jugada con la que hoy ‘Luchito’ perdió el manejo del hospital, se debe mencionar que en este proceso no solo hizo parte el alcalde Ricardo Fernández, sino que también su ex amiguis Jorge ‘El Cuba’ Ovalle se abrió de él. Según se conoció, el rompimiento se dio por la elección de Fernández como alcalde encargado, posterior a ello al perder el control Luchito, a Ovalle le ratificaron la suspensión en segunda instancia como personero, acto al que se adelantó y renunció antes de ser notificado por el Ministerio Público.

A la personería llegó Jorge Luis Suárez Peláez, de quien se decía era del grupo de alcalde, sin embargo, es cuota del ‘cuba’ por ende también hoy contrario de ‘Luchito’. En Codazzi es un secreto a voces que desde el Ministerio Público se intentó sacar a Javier Sarmiento de la gerencia del hospital Agustín Codazzi, como en alguna oportunidad hicieron con la exgerente Amalia Mejía, pero al final no fue posible. Allí reposan varias quejas en contra del médico Sarmiento, pero aún no han prosperado.

La caja menor que se cerró

Otro secreto público en este municipio es que el hospital Agustín Codazzi estaba a favor de la aspirante a la alcaldía Ibeth Lafaurie Perdomo, avalada por el partido Cambio Radical, esto a través de la gerencia de Javier Sarmiento, ‘Pupilo’ de Luchito y de las pocas fichas que le quedan al exmandatario, pero tras su suspensión hoy el fortín que la candidata tenía a su favor, ya no estaría disponible. Según se conoció es que, tras el cambio de gerente, quienes llegaron a mandar la parada además del nuevo mandamás, Gabriel Serna, fue el ex personero Jorge ‘El Cuba’ Ovalle.

El continuismo

El dinamismo de la política da para todo, por ende, en este panorama entra la posibilidad que al final la aspirante Ibeth Lafaurie gane la alcaldía de Codazzi, lo que permite deducir que sería para darle continuismo al fiasco de administración que tuvo su sobrino Luis Peñaloza Fuentes.

Le puede interesar
Actores de Paz en Valledupar

Para esto tendría la mejor de las asesorías, por supuesto nos referimos a su hermano Raúl Lafaurie Perdomo, quien fue alcalde de este municipio en la época de los 90, no obstante, por diferentes amenazas por grupos al margen de la ley se vio obligado a renunciar.

Durante la administración del actual alcalde estuvo de cerca en tema de contratación, se presume que, tras bambalinas, toda vez que por lazos de familiaridad no podía contratar directamente.

¿Cómo llegó Ibeth a ser la candidata?

La estrecha relación de ‘Luchito’ con su tía Ibeth Lafourie le permitieron al hombre hacer de las suyas, mientras ella haciendo uso de sus relaciones jurídicas, al parecer, le tapaba todas las embarradas, lo que le permitió ser la escogida por el mandatario para ser la candidata del CR, a lo que se le suma el ser familia, toda vez que se conoció que Peñaloza Fuentes afirmaba que si el candidato no era de su familia, él no le invertiría plata a la campaña, al final la mujer contó con la unción de los congresistas Eloy ‘Chichí’ Quintero y Didier Lobo Chinchilla, quienes tenían compromisos con el burgomaestre.

Cabe resaltar que este último año no fue el mejor para el alcalde Luis Peñaloza Fuentes, actualmente está suspendido del cargo y tiene varias investigaciones a su nombre, una de ellas le da muerte política si se llega a confirmar en fallo de segunda instancia el fallo de suspenderlo e inhabilitarlo 10 años por presuntas irregularidades en la suscripción de un convenio por 365 millones de pesos; medidas emitidas por la Procuraduría General de la Nación. Situación que hoy tienen la campaña de Ibeth Lafaurie tambaleando, puesto que la maquinaria no está dispuesta por completo para dicha campaña.

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad