publicidad

publicidad

Marcha contra la reforma Vs tercer pico de la pandemia

En Colombia hay razones suficientes para salir a marchar, pero la movilización convocada por diferentes organizaciones sociales para mañana 28 de abril tiene en alerta a las autoridades de salud debido al recrudecimiento del tercer pico de Covid-19, un virus que ha dejado más de 70.000 muertos en el país. La situación debería llevar a los organizadores a pensar si esta protesta, en particular, es oportuna en medio de la difícil coyuntura sanitaria y económica.

“Las marchas o aglomeraciones son en este momento un atentado a la vida”, fue lo que dijo la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, al referirse a las manifestaciones que se están planeando en esa ciudad que será el centro de las movilizaciones, incluso indicó, que esta ciudad se encuentra en alerta roja.

En la otra orilla está Percy Oyola, presidente de la Confederación General del Trabajo (CGT), quien al respecto manifestó: «no puede ser que sea malo cuando la gente se aglomere en manifestaciones, pero sea bueno amontonarse cuando se va a trabajar», quien también aseguró que este miércoles no habrá «más aglomeraciones que en las etapas finales de la Vuelta a Colombia» que transcurrieron este fin de semana.

Le puede interesar  Ya hay fecha para la visita consular a colombianos detenidos en Haití

Sin embargo, explicó que el Comité del Paro aún debe tomar una decisión y las organizaciones que allí convergen deben decidir, «dependiendo del riesgo», si habrá manifestaciones o no.

Se espera que esta decisión llegue en las próximas horas, después de una reunión. La posición de la CGT se mantendría: «para nosotros es indispensable salir», dijo Oyola.

Reiteró también en la necesidad de salir a marchar para protestar en contra de la reforma tributaria, los asesinatos de líderes sociales y la difícil situación de muchos colombianos que «deben decidir si mueren de covid-19 o de hambre», por el desempleo.

Sobre las recomendaciones de bioseguridad, el presidente de la CGT reiteró que ellos promueven los dos metros de distancia entre los manifestantes, el uso de alcohol y desinfectante de manos, evitar amontonarse y tener una marcha ordenada. Incluso, intentarían no gritar y solo usar megáfonos para reducir el riesgo de contagios. Lo que sí tiene claro es que tanto la CGT como las demás organizaciones que promueven el paro quieren «hacer sentir la protesta».

En el caso de la CGT, los manifestantes saldrían desde el parque Nacional hasta la plaza de Bolívar, donde se encontrarían con otros grupos que marcharían este miércoles.

Le puede interesar  CIDH comienza oficialmente su visita de trabajo en Colombia

Sin embargo, el Ministerio de Salud también solicitó aplazar las movilizaciones por el paro del 28 de abril, convocadas contra la reforma tributaria, ante el incremento de casos y muertes en el país por covid-19.

Julián Fernández Niño, director de Epidemiología del Ministerio de Salud, advirtió que en varios territorios del país se evidencia un incremento en el número de casos y muertes por covid-19.

En este momento crítico es claro que las aglomeraciones podrían incrementar el contagio, especialmente con la evidencia actual de linajes más contagiosos

“El Comité reitera su llamado a todos los sectores de la sociedad a mantener las medidas de autocuidado y de cuidado por el otro para enfrentar la pandemia, reconociendo la responsabilidad compartida entre individuos, colectivos sociales e instituciones de Gobierno, especialmente ahora cuando enfrentamos una tercera ola de mayor transmisibilidad, con un gran impacto en el sistema de salud”, dijo Fernández.

Se espera que en todas las ciudades y municipios de Colombia se tomen medidas para evitar aglomeraciones, incluso que hagan paro.

publicidad

publicidad