publicidad

publicidad

Mary Saurith de Ortega, una mujer que mantiene arraigada la cultura vallenata

“El vallenato se ha distinguido siempre por ser tradicional y auténtico. Defendemos la autenticidad de todas nuestras tradiciones culturales”, afirma Mary Saurith, mujer entregada al folclor vallenato.

‘Amor y tradición’, así define Mary Saurith de Ortega el Festival de la Leyenda Vallenata, y en especial, el baile de las piloneras, al ser organizadora y coordinadora hace más de 30 años de los grupos que cada año desfilan por la Avenida Simón Bolívar. Una pilonera veterana o de vieja data como ella misma dice, que disfruta de principio a fin la fiesta insignia del Valle del Cacique de Upar.

Esta popular danza nace de la idea que tuvo Cecilia “la polla” Monsalvo al ver la celebración que se le hacía previa al carnaval donde se salían en las madrugadas las tamboras la fiesta más grande Barranquilla. Tomando como inspiración y referente la esencia de Valledupar que residía en los barrios más antiguos como El Cañaguate, La Garita, La Guajira y El Cerezo, donde las señoras mayores de la época se despertaban en la madrugada con la luz del lucero a pilar maíz en el famoso ‘pilón’, y posteriormente pasaba a la batea a ser sacudido y batido, de ahí su ritmo típico, tal como es mencionado en una de las canciones típicas del baile “de tantas hijas que tengo la mayor no sé cuál es, unas las pongo a piló

y otras las pongo a molé”, y el cual ahora ella está dispuesta en conservar.

Este tradicional baile que existe desde 1985 comenzó con un grupo de mujeres liderado y dirigido por Consuelo Araujo Noguera, pues anteriormente los hombres no pertenecían a la danza tradicional y fueron añadidos debido a la demando de la comunidad, con el tiempo fue creciendo que al día de hoy cuenta con tres categorías, mayores, jóvenes e infantil, 855 grupos y un promedio de 40 parejas en cada equipo.

Paseo, Puya, Merengue y Son, estos los cuatros ritmos tradición del baile y los cuales conforman el desfile de piloneras, acompañado de su traje típico, que en el caso de las mujeres es una falda larga llena de flores pequeñas y flores en el cabello que asemejan a las que aquellas señoras usaban tales como las trinitarias, cayenas y corales. Todos estos aspectos se han de tener en cuenta a la hora de escoger el ganador del concurso de piloneras.

Mary Saurith durante toda su vida fue partícipe de la danza del pilón con el grupo de mujeres mayores de la Fundación de la Leyenda Vallenata hasta hace poco, pues los últimos cinco años ha dejado de lado su pasión por este baile en el festival, para ahora ser parte del jurado de votación que está encargado de escoger la mejor agrupación de piloneras.

Como encargada de la dirección cuenta con un grupo de apoyo que afirma ninguna de ellas recibe pago o incentivo por hacer parte del equipo de logística de la fundación y enfatizando que es, amor a la tradición, amor al Festival Vallenato y que ella insiste que hay que conservarlo pues es algo que nos identifica, tal como lo es el mapalé para el carnaval de Barranquilla.

Este año lastimosamente el festival no contará con desfile de piloneras, al igual que tampoco habrá cabalgata ni paseo de los carros Willy debido a que para la realización de este la alcaldía impuso la restricción de actividades de alta aglomeración como lo son estos tres importantes eventos, claro está contará con una pequeña representación de estos en alguno de los eventos realizados por la Fundación.

publicidad

publicidad