publicidad

publicidad

Mujeres en Afganistán salen a protestar tras la toma de poder de los talibanes

La toma del poder por parte de los talibanes en Afganistán prevé un escenario complejo para la sociedad civil, pero especialmente para las mujeres y niños, así lo señalan diversos organismos internacionales.
Pese a que los voceros de los talibanes aseguraron que respetarán sus derechos en el marco de la ley, los medios ya han reportado algunos cambios. Mujeres afganas han expresado su temor y ya se han registrado algunas protestas.

«Los derechos de las mujeres vuelven a estar en entredicho, como cuando los talibanes gobernaron a partir de 1996… Las mujeres que infringían estas regulaciones podían ser azotadas públicamente e incluso podían ser ejecutadas. Sin embargo, en los últimos meses dirigentes talibanes han dicho que si ganan la guerra legislarán para permitir que las mujeres participen en la vida pública, lo que representa una novedad completa respecto al pasado».

Qué dicen los Talibanes

Los talibanes, en su primera rueda de prensa en Afganistán este 17 de agosto desde su toma de poder, declararon que en el país habrá una “amnistía general”, se acabarán los narcóticos y las mujeres podrán trabajar, pero de acuerdo a “los preceptos del islam”.

“No queremos que nadie salga del país, este es su país, esta es nuestra patria común, tenemos valores comunes, religión común, nación común”, afirmó el principal portavoz talibán, Zabihulla Mujahid, que por primera vez en décadas se mostraba en público.

“Hay una amnistía general, por lo que no habrá hostilidades”, aseguró. En ese marco, aseguró que no habrá represalias para los contratistas y traductores que trabajaron para las fuerzas internacionales. “Nadie va a hacerles daño, nadie va a ir a buscarlos a sus casas”, dijo.

En cuanto a los derechos de las mujeres, adelantó: “Nos comprometemos a dejar que las mujeres trabajen de acuerdo con los principios del Islam”.

Aunque los talibanes dijeron que no perseguirán a sus enemigos, algunos en Kabul afirman que los combatientes tienen listas de personas que cooperaron con el gobierno y las están buscando.

Sobre las mujeres periodistas, Mujahid dijo que se les permitiría seguir trabajando, siempre que lleven el hijab, o el pelo cubierto. Dijo que se establecería un “marco legal” y que, mientras tanto, deberían “quedarse en casa, sin estrés y sin miedo”.

publicidad

publicidad