Ni novela mexicana, la puja en Chimichagua se da entre uniones y traiciones

¿Qué tiene el municipio de Chimichagua?, ¿por qué una larga lista de aspirantes quiere quedarse con el poder de un pueblo en riesgo fiscal?, ¿son estrategias políticas?… Son los interrogantes que surgen al ver el panorama político en esta población, donde diez candidatos quedaron oficialmente inscritos ante la Registraduría para mantenerse en contienda hasta el 27 de octubre, cuando se elija al nuevo mandatario.

La lista la abre Celso Moreno Borrero, avalado por el partido Conservador, en cabeza del congresista Alfredo ‘Ape’ Cuello. Fue el aspirante que finalmente se quedó con el apoyo de la administración de Maritza Pérez.

Moreno ha intentado ser aspirante en distintas ocasiones, pero ha terminado adherido a otras campañas, por lo que sería la primera vez que postula su nombre oficialmente. En el pasado hizo parte del Partido de Integración Nacional, y tuvo aspiraciones al congreso en 2010, cuando obtuvo   2.238 votos.

Le puede interesar
Liberales entregaron aval en Chimichagua

Aunque se esperaba que la alcaldesa Pérez respaldara al exalcalde Javier Martínez Martínez, que la apoyó en 2015, esta le hizo la jugarreta y quedó desbancado.

En su momento, Javier Martínez fue alcalde por el Partido de la U, pero esta vez se inscribió por el Polo Democrático, ya que hoy no cuenta con la maquinaria ni el respaldo que tuvo en el pasado, por lo que son pocas las opciones que tiene de llegar nuevamente al poder.

Inicialmente contaba en su equipo de trabajo con el gerente del Hospital Inmaculada Concepción, César Alberto Suárez, este lo traicionó a pesar de que fue quien lo montó en el cargo que hoy ostenta para apoyar a Fernando Soto López, un ingeniero agroforestal y extesorero, muy cercano también a la alcaldesa, y que se inscribió por el MAIS. Este cuenta con el apoyo del concejal Miguel Ángel Aicardi; además es tío del gerente de la empresa de agua de Chimichagua.

Le puede interesar
Dalma Ospino desmiente inhabilidad en su contra

Quien finalmente se quedó con el aval de la U, fue Dalma Ospino, exgerente del Hospital Inmaculada Concepción, quien a pesar de contar con el apoyo de la casa Monsalvo Gnecco, no pensaría llegar hasta el final, sino que se trataría de una estrategia para más adelante adherirse con el candidato que esté dispuesto a devolverle el poder sobre el centro asistencial.

Sigue en la lista el exconcejal Carlos Andrés Cadena Cárcamo, avalado por Cambio Radical; Fabio Alberto Mendoza Campo, inscrito por el partido Liberal; Jaime Rafael Martínez Jiménez por Alianza Democrática Afrocolombiana, ADA; y José David Rocha Quintero por Alianza Verde. Por último, está Yirlania Yamile Bedoya Rentería, quien presentó alrededor de 8.000 firmas ante la Registraduría, pero se rumora que su candidatura sería declinada porque acaba de tener bebé.


Deja un Comentario