publicidad

publicidad

¿No controlar las motos en Valledupar propició ola de inseguridad?

¿La ola de inseguridad que se vive en Valledupar tiene su fundamento en la flexibilidad que se le ha dado a los motociclistas?, esa es la pregunta que muchos vallenatos se hacen al ver cómo la capital vallenata en las últimas semanas sucumbió frente al evidente incremento de los hurtos y el sicariato. Para la gran mayoría de los presidentes de las juntas de acción comunal y líderes de diferentes sectores consultados por La Calle, la respuesta es un sí.  

La inseguridad en la capital del Cesar llegó a hacer tan insostenible que tuvo que el representante Alfredo ‘Ape’ Cuello tomarse la vocería y exigirle al presidente Iván Duque que, a través del ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, se tomarán medidas urgentes para contener a los malandros que tenían prácticamente sitiada la ciudad.

Sin embargo, para muchos vallenatos y conocedores del tema de seguridad, la puerta de entrada para la ola de inseguridad que se apoderó de Valledupar en estas últimas semanas tiene que ver con la flexibilidad que se le dio a los motociclistas en la ciudad en materia de controles, dicho ambiente se habría propiciado tras tumbar la medida que prohibía la circulación de motos los días miércoles en el casco urbano de la ciudad, puesto que para nadie es un secreto que a través de este medio de transporte los ladrones se camuflan para hacer de las suyas con mucha facilidad.

En cámaras de seguridad han quedado grabados varios hurtos por personas a bordo de motocicletas.

Todo comenzó el pasado miércoles 29 de enero cuando venció el decreto 001333 que prohibía la circulación de motos los días miércoles en Valledupar y que había dejado la administración del exalcalde ‘Tuto’ Uhía, además de otras medidas que trataban de ponerle trabas a los delincuentes que se camuflan de mototaxistas.

De otro lado, es importante mencionar que la única medida vigente tomada por la actual administración era la restricción del parrillero hombre mayor de 14 años, y la cual se aplica todos los días de la semana, pero en honor a la verdad también se tiene que decir que no se ha realizado ningún tipo de control al respecto y se volvió normal ver hombres mayores de 14 años en una misma moto en cualquier rincón de la ciudad.

¿Qué dicen en las comunas de Valledupar?

En Valledupar las personas de a pie le tienen pavor a los motociclistas.

La Calle dialogó con los presidentes de las Juntas de Acción Comunal de las diferentes comunas de la ciudad, quienes en su mayoría coincidieron en que no se puede ser tan laxo con los mototaxistas, puesto que es darle vía libre a los ladrones para que cometan sus fechorías con mayor facilidad.

Adalberto Vega, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Comuna Cuatro, “haber quitado el día sin moto en Valledupar no sirvió de nada, esa medida no ha mejorado en nada a la ciudad, por el contrario, aumentó más el hurto, además de la competencia desleal con los otros medios de transporte. Entre las medidas está, que solo se debe llevar parrillero hombre menor de 14 años; sin embargo, se ve en las calles hasta de dos hombres montados en motocicletas y no son de 14 años, quienes son los que comente los hechos delictivos en Valledupar. Por ejemplo, el barrio donde vivo la situación está de mala a regular en el tema de robo. El tema de inseguridad en Valledupar también se debe a la falta de pie de fuerza y la falta de oportunidades para trabajar”.

Una opinión similar dio Armando Rincones, presidente de la Junta de Acción Comunal de la Comuna Dos: “de una u otra forma la medida que tomó el alcalde de Valledupar, en retirar los miércoles sin moto para poder demostrarle a la comunidad vallenata que la solución para ponerle orden a la ciudad era retirar dicha restricción, pero lo que hizo fue un problema mucho más mayúsculo en el tema de la inseguridad, porque la mayoría de hurtos se cometen mediante el mototaxismo, creo que antes debió uniformar a quienes se dedican a ese trabajo de forma decente y así llevar un orden, no me quiero imaginar cómo se pondrá la ciudad para el Festival Vallenato, sería una pena que solo se refleje inseguridad en el Festival. La falta de empleo es lo que ha llevado a que Valledupar vaya en incremento en el tema de inseguridad”.

Por su parte, Rosa María Arciniega, presidenta de la Junta de acción comunal en la Comuna Cinco, la inseguridad en la ciudad no tiene que ver con que se aplique o no el día sin moto, pero sí reconoció que el aumento en los robos este año. “El día sin moto en la ciudad es un factor que no ha servido de mucho en Valledupar, la inseguridad sigue igual, diría que mucho más que antes, el delincuente no le importa si es día o no sin moto, además hay muchos menores de edad delinquiendo por lo que el decreto de solo llevar menores de 14 años tampoco es que ayude en la seguridad, por el contrario. El tema de la drogadicción y la falta de oportunidades para los jóvenes de Valledupar es otro factor que lleva a la inseguridad”.

Entre tanto, la presidenta de la Junta de acción comunal de la Comuna Tres, Yanilse Torrez, aseveró que en su comuna los vallenatos creen que la actual administración se equivocó y abrió un boquete para que se aumentara la criminalidad y el hurto. “Personalmente creo que haber quitado el día sin moto no tiene nada que ver con que la inseguridad en la ciudad haya aumentado, pero apartando mi opinión y lo que dice mi comunidad es que el alcalde al haber quitado el día sin moto sí ha sido un camino abierto para que los hurtos en Valledupar hayan aumentado, ellos dicen que la ciudad se siente insegura, mucho más que antes. Otro de los factores que ayudan a que la inseguridad vaya en aumento es la falta de oportunidades para los jóvenes, falta de alumbrado públicos en los barrios y más fuerza pública”.

Finalmente, el presidente de la JAL de la Comuna Uno, Armando Valera, advierte que lo que hace falta en la ciudad para enfrentar la criminalidad es unión. “Haber quitado la medida como tal no es malo, pero en Valledupar debemos trabajar en equipo, pero creo que la medida de las motos no tiene mucho que ver, debemos analizar que tres años a tras no teníamos las 28 mil personas que han llegado de otro país, esto corroborando que no todos vienen a trabajar, la ciudad va creciendo y el pie de fuerza es el que no crece, lo que no da abasto para brindarle seguridad a los vallenatos”.

Otros sectores opinan

La inseguridad que se ha vivido en Valledupar durante estos últimos dos meses, no solo tiene preocupada a la ciudadanía, que es en última la que más sufre de este flagelo, por ello acudimos a representantes de otros sectores de la sociedad vallenata para conocer su opinión frente a que si dar prerrogativas a los motociclistas habría sido determinante para el incremento desaforado de la inseguridad en la ciudad.

Claudia Margarita Zuleta, diputada del departamento por el Centro Democrático: “es probable que le día sin moto sí haya dado pie para aumentar el hurto en Valledupar, pero no podemos sesgarnos en una respuesta definitiva a eso, digamos que los estudios y el balance del plan integral de seguridad y convivencia ciudadana así lo confirmarán o no. Yo creo que el impacto socio económico, los altos niveles de pobreza que tiene esta ciudad, además del altísimo nivel de desempleo y la falta de acceso oportuno a la educación de calidad, el desplazamiento desde la zona rurales hasta las zonas urbanas del campo cesarense absolutamente pobres y sin servicios públicos, toda esta falta de garantías de derechos humanos mínimos redundada en esta situación de conflictividad, por eso digo que ¿fuerza pública? Sí, más herramientas por supuesto, pero todo esto al lado de inversión social efectiva representado en salud, educación, desarrollo económico y demás”.

Opinión diferente manifestó el diputado Jesús Suarez, del Partido Liberal: “creo que haber quitado la medida no tiene nada que ver en el aumento de hurtos en la ciudad, creo que es más bien la falta de oportunidades de empleo, además del pie de fuerza en Valledupar que sí que hace falta”.

Para el director de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) seccional Cesar, Octavio Pico, es preciso medir el impacto de la medida para sacar conclusiones, “primero hay que hacer una medición si el hurto aumento los miércoles, que fue el día en que se retito la medida, además ver si el hurto se está haciendo mediante el transporte de motocicletas, si es así acháquemelos la culpa a la medida suspendida pero no puedo especular sobre eso. Los hurtos se deben a que las personas están dando demasiada papaya, debemos evitar caminar las zonas solitarias en Valledupar, además de informar a las policías de las personas que sean sospechosas, otros de los puntos que genera inseguridad en la ciudad y que es de analizar son las personas que se dedican a la actividad económica en las calles de forma informal, ese factor también genera inseguridad”.

Mientras tanto, el empresario de taxis Joaco Guillen, el alcalde sí equivocó. “Quitaron un día de paz en Valledupar, los miércoles era un día en el que medio uno se podía sentar tranquilo en la puerta de la casa, además de ser el día de la semana que las personas cogían para hacer sus vueltas. Era un día sin atraco, sin accidente, un día con mejor movilidad. La moto es el vehículo que los delincuentes usan para cometer atracaos y sicariato. Hay que ponerle mano dura al mototaxismo”.

Otra de las voces consultadas fue la del director del colegio Nacional Loperena, Gonzalo Quiroz quien no tuvo reparos en también advertir que no se debió quitar el día sin moto si su objetivo es tener una ciudad en orden. “Valledupar está en una inseguridad gruesa y delgada, la gruesa trata de esa donde llegan con arman los mototaxistas con parrilleros y lo atracan, por su parte la delgada es esa que tiene que ver con los atracos permanentes abordo de una motocicleta y te quitan el celular. Yo tengo la claridad que es más importante en Valledupar la seguridad y la vida de las personas por lo que no estoy de acuerdo que hayan retirado los miércoles sin moto, los atracos y muertos sí han aumentado al haber incrementado un día más a la semana la circulación de motos, así que un muerto que ocurra por atraco en Valledupar no le devuelve la vida nada, por lo que haber quitado dicha medida en Valledupar no es la solución”.

¿Qué se hará por la seguridad de Valledupar?

Con presencia del Ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, se realizó en Valledupar Consejo de Seguridad para combatir los hurtos

La semana pasada el ministro Carlos Holmes Trujillo llegó a Valledupar a liderar un consejo de seguridad, esto tras una petición expresa del representante Ape Cuello, quien preocupado por la seguridad no solo de Valledupar, sino de todo el departamento, le exigió al gobierno Nacional más acompañamiento de la fuerza pública para hacerle frente a la delincuencia.

Entre los balances presentado una vez concluyó el consejo de seguridad se resalta que respecto a los homicidios ocurridos por sicariato en Valledupar, la Dijín mantendrá una comisión especial de 10 policías judiciales, para avanzar con las investigaciones de homicidio y terrorismo en la capital vallenata.

Se informó igualmente que la gobernación, la alcaldía de Valledupar y Policía Nacional, diseñarán para esta semana un plan de intervención a las zonas de miedo identificadas en esta ciudad.  “Vamos a darle la pelea a la delincuencia. Quiero ratificar nuestro compromiso para salir a luchar por nuestra gente. Tenemos el compromiso de acompañar al alcalde de Valledupar y todos los alcaldes en esta labor”, dijo al respecto el gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco.

El gobernador agregó que entregará resultados porque la gente los está reclamando, por eso pidió que la Fuerza Pública ayude a controlar los hurtos y homicidios, primordialmente, a través del Escuadrón contra el Hurto que fue presentado en Valledupar.

Por su parte, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, aseguró que se acabarán las denominadas zonas de miedo, lugares donde las personas son altamente atacadas por los delincuentes.

“No más zonas de miedo. Hoy mismo comenzamos a ponerle su tatequieto a esos delincuentes que suelen acechar a los ciudadanos de bien, en estos lugares. No puede haber más zonas de miedo en Colombia, vamos a convertirlas en zonas seguras. Hoy, ponemos en marcha aquí en Valledupar, el Grupo Élite de la Policía contra el Hurto, es la primera ciudad que lo hacemos en Colombia”, aseguró Carlos Holmes Trujillo, quien dijo trabajarán adicionalmente para llegar a la tasa de homicidios más baja, en los últimos 45 años.

Vale la pena acotar que dicho consejo de seguridad también participó: general Óscar Atehortua, director de la Policía Nacional; general Luis Fernando Navarro Jiménez, comandante de las Fuerzas Militares; mayor Pablo García Valencia, comandante (e) Fuerza Área; mayor Fabio López Cruz, director de Investigación Criminal e Interpol, entre otros integrantes de la Fuerza Pública.

‘La descuadernada’ del Monsalvo

Cristián José Moreno – Luis Alberto Monsalvo

Un hecho que pocos conocieron, y que se dio en el marco del consejo de seguridad que se desarrolló el pasado 26 de febrero en la capital vallenata con el ministro de Defensa, Caros Holmes Trujillo, y los altos mandos militares a puerta cerrada, se presentó entre el representante Cristián José Moreno y el gobernador Luis Alberto Monsalvo.

Según conoció La Calle, en medio de la reunión el gobernador Monsalvo comenzó a insinuar que algunos de los políticos que se encontraban participando del consejo y que son contrarios suyos, estos eran los diputados Ricardo ‘Quintín’ Quintero y Claudia Margarita Zuleta, además del representante, saldrían a los medios de comunicación a contar todo lo que allí se habría dicho, esto con el objetivo de sabotear todo el trabajo que durante el día se había desarrollado.

Frente a tan graves acusaciones, el representante Moreno se habría enfrentado al gobernador para exigirle respeto, advirtiendo que ninguno de ellos saldría a revelar lo dicho en dicho encuentro. Ese habría sido el detonante para que el gobernador literalmente ‘se descuadernara’ a tal punto que aseguró que el representante Moreno tenía era un problema personal contra él y que por eso lo atacaría en cualquier escenario en el que tiene lugar, frente a ello el congresista se habría mantenido en su posición de exigirle respeto, esto sin perder los estribos.

La rabia del gobernador fue tan grande que además de alzar la voz, sin importar que allí se encontraba el ministro y la alta cúpula militar, que tuvo que salirse del recinto por más de 20 minutos para tomar aire y dejar que su furia se fuera. Al final se pudo concluir el consejo de seguridad, pero el momento bochornoso que se vivió generó tensión entre todos los que allí participaron.

publicidad

publicidad