publicidad

publicidad

No paran la muerte de niños en enfrentamientos

El menor de 11 años fue hallado con uno de sus brazos amputados. Con este hecho, son tres las víctimas del violento ataque ocurrido en el barrio Buenos Aires en Quibdó, Chocó.

El pasado miércoles 21 de abril, un acto de barbarie contra varios niños en el Chocó deja dos menores muertos y uno herido. En el sector Los Claveles del barrio Buenos Aires, en Quibdó, fue hallado el cuerpo de un pequeño de 12 años, a su lado se encontraba el de un vecino suyo de 17. Ambos estaban desmembrados y con impactos de bala.

“Ellos eran amiguitos, se encontraron en la actividad que él hacía, trabajaba reciclando y uno de ellos, el que está herido, es vecino del barrio”, relató un familiar de las víctimas.

En el ataque un menor de 9 años resultó gravemente herido. Fue ingresado a un hospital con impactos de bala, amputaciones y signos de tortura.

“Ese niño quedó herido. Supuestamente, dicen, él se hizo el muerto, pero está bastante afectado”, dijo otro ciudadano.

“Es una situación bastante crítica, se pasa ahora a la unidad de cuidados intensivos y, de acuerdo con la valoración que se tenga de la intervención que se hizo, habrá que remitirlo a otra parte”, detalló Camilo Ramírez, interventor del hospital San Francisco de Asís.

La Personería de Quibdó dijo que es insólito que 36 horas después de haberse realizado un consejo de seguridad con los altos mandos militares, donde se puso en marcha una estrategia para reducir la violencia, se hayan presentado al menos cinco homicidios.

Le puede interesar  Enfrentamientos y tensión vivió Valledupar el 5 de mayo

El menor de 11 años que resultó herido en medio de enfrentamientos entre bandas delincuenciales en Quibdó, Chocó, falleció en el hospital San Francisco de Asís.

Durante horas de la noche el menor sufrió varias complicaciones respiratorias lo que llevó a su deceso. Con este hecho son tres menores las víctimas del violento ataque ocurrido el pasado martes en el barrio Buenos Aires.

Luego del ataque, el niño fue hallado en el lugar del crimen con uno de sus brazos amputado y gravemente herido. Además, las autoridades reportaron el asesinato de otros dos menores de 11 y 17 años, respectivamente, luego de encontrar sus cuerpos fueron con heridas de bala y signos de tortura el pasado 21 de abril.

“Nunca en la historia de Quibdó se había observado que de manera cruel les cegaran la vida a dos menores”, manifestó en su momento Domingo Ramos, personero de Quibdó.

Carlos Camargo, quien se desempeña como defensor del Pueblo, lamentó la situación y señaló que “quienes destruyen la vida de los niños solo merecen nuestro repudio”. “Cada día se multiplica el luto en Colombia porque hay monstruos que asesinan líderes, indígenas y, además, cada día secuestran más niños para alimentar la guerra, como el ejemplo que hoy lloramos.

Le puede interesar  Enfrentamientos y tensión vivió Valledupar el 5 de mayo

 

publicidad

publicidad