publicidad

publicidad

Otra vez la gerente del Rosario fue citada a la Duma

Dos pandemias azotan al Hospital Rosario Pumarejo de López, el Covid-19 y la inoperancia administrativa desde hace varios años, y nuevamente, vuelven aparecer los diputados del Cesar ‘preocupados’ por esta situación que no se soluciona con el desfile de Jackeline Henriquez por la Duma, como se ha dado en anteriores debates de control político.

‘Inmune a todo’, así ha demostrado ser la actual gerencia del Rosario Pumarejo, a quien los ‘jalones de oreja’ y llamados de la Supersalud no le hacen. El pasado 8 de junio el tema se vuelve a tocar el tema en sesión de la Asamblea Departamental, además, de las nuevas perlas que dieron a conocer los diputados, entre ellas, la arrogancia de la gerente para firmar un contrato con el Ejercito Nacional un día sábado, el número de especialistas que han dejado de prestar sus servicios por mas de 12 meses sin salarios, y las millonarias deudas con proveedores.

Le puede interesar  Apareció el otro asesino de los niños de Camperucho

Indicó el diputado Jesús Suarez Moscote que urge un nuevo debate para que la gerente y el secretario de salud departamental, Hernán Baquero, den explicación de lo que está sucediendo en el Rosario Pumarejo, así mismo, reconoció que la señora gerente no camina al primer llamado y le gustan los desplantes.

“Todo indica que quieren que el Hospital llegue a un estado de quiebra, para un tercerización, y todo en complicidad con la Supersalud, no es normal que no se busquen las soluciones a una entidad con más de 90 hallazgos en deficiencias asistenciales, administrativas y financieras”, manifestó.

Y una a una fueron saliendo más perlas que adornan la situación, a la proposición se sumó la diputada Claudia Margarita Zuleta con su preocupación por el cierre del banco de sangre en esta E.S.E y el silencia que guarda la gerente ante este hecho, dijo “otra perla es la reciente visita del Invima al banco de sangre, ordenando un cierre porque no cumple con los mínimos criterios normativos y la gerente no sale a decir sí o no, y qué se va a hacer porque así no puede funcionar”.

Pero los cesarences le han perdido la fe a la corporación, por la costumbre de citar a debates de control político y olvidar los temas cuando las problemáticas siguen latente, entre tanto, la proposición fue aceptada y quedó pendiente la fijación de fecha para la próxima semana para escuchar a la gerente y su junta directiva el porqué tanta indolencia con el hospital grande.

Le puede interesar  La cesarense Natalia Linares le muestra al mundo su gran talento

 

publicidad

publicidad