publicidad

publicidad

Pretendía infectar a su jefe con Covid–19 para asesinarlo

Ibrahim Univerdi, dueño de un concesionario de automóviles, denunció un intento de homicidio de uno de sus ex empleados, el hecho ocurrió en la ciudad de Adana, Turquía.

El exempleado del concesionario Ramazan Cimen, quien habría trabajado para él durante un tiempo considerable, así expresó Univerdi en un medio turbo “Hurriyet”.

Univerdi, señaló que el exempleado escapó con alrededor de 215 mil liras (unos 108 millones de pesos). El extrabajador tenía la misión de recoger el dinero y llevarlo hasta la oficina proveniente de la venta de unos automóviles.

Cuando Univerdi, se percató que su empleado se estaba tardando con la entrega del dinero, decidió llamarlo por teléfono, el cual respondió Cimen, realizándole una confesión contundente, utilizó el dinero de la empresa para pagar una deuda personal.

Le puede interesar  Lo asesinaron, al parecer, por robarle una millonaria suma de dinero

Otro trabajador de la empresa señaló que Cimen había comprado un frasco que contenía saliva de una persona con Covid–19 con el fin de que Univerdi lo tomará revuelto con agua.

Cabe resaltar que Univerdi no probó el vaso con agua. “Esta es la primera vez que escucho de una técnica de asesinato tan extraña. Gracias a Dios no me enfermé. Dios está siempre con los buenos.”

“Mi madre y padre tienen una enfermedad crónica. Si me hubiera contagiado con Covid–19 podría haber infectado a mi familia y a quieres me rodean”. Aseguró Univerdi ante el medio “Hurriyet”.

También añadió que, “al menos si me dispara en la cabeza, yo sería el único en morir. No hay necesidad de ser tan malvado”.

Fue un insólito acontecimiento que no se había presentado, utilizar la saliva de una persona infectada con Coronavirus para infectar a otra y provocarle la muerte.

Le puede interesar  El COVID-19 fue la principal causa de muerte en Colombia durante el 2020

publicidad

publicidad