publicidad

publicidad

¿Quiere ser Alcalde o Gobernador?

Por: FRANCISCO CUELLO DUARTE 

Mírese frente al espejo, y hágase la siguiente pregunta: ¿Por qué el pueblo va votar por mí y no por otro? Analice su propia respuesta. A continuación, lance un rumor político y evalúe sus resultados; si son positivos, continue ejecutando su idea, pero si la respuesta es negativa, es decir, le aconsejo quedarse quieto para no perder tiempo y dinero. El perfil ideal para llegar a una alcaldía o gobernación es el siguiente:

 

1)Tener un liderazgo estratégico. No significa tener un perfil acartonado, inaccesible para el común de la gente. Por el contrario, se requiere ser una persona sencilla, sin protocolos y que se unte de pueblo. Un político perfumado no vende. Pero también, como nos enseña Chiavenato y Sapiro que tenga la capacidad de anticipar, vislumbrar y sortear situaciones complejas, así como saber delegar para crear el cambio estratégico. Es decir, ser líder de líder.

2)Credibilidad. Que la gente le tenga confianza, pues sin ella no hay seguidores, sino lagartos.

3)Humildad. Esta cualidad vende y abre puertas. Jack Trout nos enseña: “los hombres grandes son sencillos, y los mediocres ampulosos; por la misma razón que los cobardes son bravucones y los valientes no.

4)Experiencia. Tiene que ver con la hoja de vida del candidato tanto en su vida pública como en el sector privado. Si registra éxitos o fracasos. Si ha sido responsable o transparente, y que irradie una buena imagen ante la comunidad como una marca.

5)Buen humor. Tiene que ver con la inteligencia emocional para enfrentar casos de la vida diaria, tareas difíciles, crisis de todo tipo, emociones fuertes, choques, donde se deben tomar decisiones racionales con la cabeza y no con otras partes del cuerpo.

6)Escuchar con empatía. No se trata de hablar, hablar y hablar, sin control. El elector necesita que lo escuchen. La gente vive en una soledad terrible y nadie le pone atención. Al respecto, la escritora Julia Cameron nos dice: “cuando escuchamos, prestamos atención. El arte de escuchar propicia la conexión”.

7)Carisma. El político carismático tiene un atractivo personal especial, una imagen o aspecto físico que impacta en el público.

Si usted como candidato no cumple con estos requisitos le aconsejo tomar otro camino. No basta con llenar la plaza pública con Shakira o Silvestre Dangond, porque más tarde el pueblo si le pasa la factura de cobro en la mesa de votación.

publicidad

publicidad