publicidad

publicidad

¿Se acabarán las clases de religión en colegios públicos?

Margarita Restrepo y Wilson Arias expusieron sus puntos de vista respecto a las clases de religión que se imparten en los colegios públicos.

La representante a la Cámara del Centro Democrático, Margarita Restrepo, aseguró que en el país a nadie se le obliga a estar en clase de religión y señaló que Colombia necesita hoy educarse en valores.

«Al final esa clase de religión termina formando en valores. He recibido muchas denuncias de padres que advierten que se adoctrina a menores y ninguna de ellas tiene que ver con clases de religión».

Por su parte, el senador Wilson Arias señaló que es necesario enseñar, desde un punto de vista laico, la historia de las religiones, su relación con las élites y su contexto social.

«Esto no quiere decir que se rompa la laicidad del Estado», aseguró.

 

Sin embargo, el profesor William Mauricio Beltrán, profesor de Sociología en la Religión de la Universidad Nacional de Colombia, explicó las conclusiones de su estudio titulado ‘La clase de Religión en los colegios públicos de Bogotá’. En esta investigación, el docente afirma que, aunque el Estado colombiano es aconfesional o laico, en los planes de educación básica y media se mantiene el área de Religión como obligatoria, lo que se convierte prácticamente en un adoctrinamiento.

Le puede interesar  Presidente Duque sancionó ley que reduce la jornada laboral

Según Beltrán, el 27% de los estudiantes de colegios públicos considera que el objetivo de la clase de Religión que reciben es aprender una determinada doctrina religiosa. En otras palabras, considera recibir una formación religiosa confesional.

De esta manera, Beltrán afirma que la inmensa mayoría relaciona su clase de Religión con el aprendizaje de la doctrina católica. Además, el 83% de los profesores admitió que en sus colegios no hay “estándares curriculares particulares en la enseñanza de la Religión para estudiantes no católicos”. Por esa razón, los profesores de los colegios públicos optan con frecuencia por usar los lineamientos que ofrece para este fin la Conferencia Episcopal de Colombia y terminan incluyendo los enfoques bíblico, cristológico y eclesiológico.

Le puede interesar  Presidente Duque sancionó ley que reduce la jornada laboral

“Dentro de las herramientas pedagógicas y los contenidos usados en la mayoría de los colegios analizados, se resalta la Biblia como objeto central y orientador del discurso docente. En ninguno de los ejercicios de observación etnográfica se encontró algún otro libro sagrado perteneciente a una religión diferente de la católica”, cita el estudio.

Otro de los argumentos del profesor Beltrán es el tema de las especialidades, porque la ley es clara en decir que, para ejercer la docencia en el área de Educación Religiosa, se requiere de un título de Licenciado en Educación o de Postgrado en Educación. No obstante, señala que es evidente que en muchos colegios este requisito no se cumple, por lo que toda la clase de religión termina en el catolicismo.

 

publicidad

publicidad