publicidad

publicidad

Se complica el panorama para los trabajadores del Rosario Pumarejo de López

A través de una carta dirigida al director de Prestación de Servicios y Atención Primaria del Ministerio de Salud y Protección Social, Samuel García de Vargas, el gobierno de Luis Alberto Monsalvo, solicitó una revisión de la asignación de recursos del orden nacional anunciados para conjurar en los hospitales del país los pasivos laborales correspondientes a salarios, honorarios y prestaciones sociales de los meses de enero, febrero y marzo de 2020.

El ministerio de Salud mediante la Resolución 753 de 2020, en el marco de la emergencia sanitaria decretada por la pandemia Covid-19, determinó la transferencia directa de recursos para el pago de deudas laborales acumuladas para los trabajadores de la salud. De dichos giros resultaron beneficiadas 14 de las 28 ESE que conforman la red pública del departamento del Cesar, con un monto total de $3 mil 332 millones 567 mil, dinero que fue destinado para el pago de nóminas atrasadas del personal de planta y contratistas de los hospitales beneficiarios.

Le puede interesar  ¿Cuál es la nueva promesa de la gobernación del Cesar a los trabajadores del Rosario?

Sin embargo, sorprendió el hecho que las dos ESE principales de segundo nivel de atención, que son el hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar, y el hospital Regional de Aguachica José David Padilla Villafañe no fueron tenidas en cuenta, pese a que operan para la referencia de pacientes Covid-19, y que hoy, en especial el Rosario Pumarejo, atraviesa una difícil crisis financiera que no ha permitido que se cumplan con las obligaciones laborales, los cuales van a cumplir, en algunos casos, hasta 11 meses de atrasos.

En atención a esta situación, el gobernador del Cesar le ha pedido al ministerio de Salud explicaciones respecto a por qué solo se tuvo en cuenta a 14 hospitales de red pública, y de manera particular, por qué se excluyó de la distribución de estos recursos a los hospitales de Valledupar y Aguachica, así como también le solicita tener en cuenta a estas instituciones en una segunda distribución de recursos.

“Hemos hecho esta solicitud al Director de Prestación de Servicios del Ministerio, porque el Cesar merece explicaciones de por qué no se tuvo en cuenta para este beneficio al Rosario Pumarejo de López, que es hoy el hospital que presenta mayores dificultades. La Red Pública Hospitalaria del Cesar requiere de manera urgente el apalancamiento financiero del nivel nacional para superar estas dificultades, y es aquí donde pedimos todo el respaldo y acompañamiento de nuestros dirigentes, de nuestros congresistas, para que nos ayuden a lograr que el Gobierno Nacional incluya a más hospitales en ese grupo de beneficiarios”, afirmó el secretario de Salud, Hernán Baquero.

Hernán Baquero Rodríguez. 

publicidad

publicidad