publicidad

publicidad

¿Se están quemando?

Varios de los secretarios del gobernador Luis Alberto Monsalvo fueron elegidos para conformar su gabinete después de que no pudieran ganar las alcaldías de las que fueron candidatos en la pasada contienda electoral. Estos personajes eran las fichas de Los Gnecco, pero con su derrota en las urnas el plan no se materializó por lo que fueron llamados a trabajar en varias sectoriales como premio de consolación y de paso seguir abonando el camino de cara a las futuras elecciones; Sin embargo, ¿están haciendo bien la tarea?, ¿no se convertirá el cargo en un arma de doble filo que en vez de hacerlos más visibles los terminará hundiendo debido a su gestión? … Solo el tiempo dará la razón.

Aunque el secretario de Salud del Cesar, Hernán Baquero, no recibió de frente el apoyo de la Casa Gnecco cuando este fue candidato a la alcaldía de Codazzi, fue reclutado una vez perdió contra el alcalde Omar Benjumea, y se le dio la sectorial que terminó siendo clave por cuenta de la pandemia que llegó a convertirse en el tema principal de todas las entidades del Estado.

Hernán Baquero

Es por ello que, a Baquero, literalmente, le ha tocado bailar con la más fea, y se ha convertido en uno de los secretarios más visibles de la actual administración departamental, situación que sin duda alguna le servirá para hacer más visible su nombre pensando en volver a luchar por la alcaldía de Codazzi.

Pero, ¿le podría salir el tiro por la culata?, es la pregunta que muchos se hacen de las críticas que constantemente recibe por su gestión, más aún con el pésimo sistema de salud con el que se cuenta en el departamento del Cesar y todas las complicaciones que se tienen en materia de salud podrían terminar pasándole cuenta de cobro.

La principal cruz que carga acuestas Baquero es la crisis financiera que vive el Hospital Rosario Pumarejo de López, y aunque esta viene de muchos años atrás, lo cierto es que hoy Baquero quien debe responder por el barajuste tan grande que el centro médico público más importante del departamento.

Sumando a ello, recientemente protagonizó una disputa con el alcalde de Codazzi Omar Benjumea, quien pretende privatizar una parte del Hospital del municipio para que se pueda brindar atención de segundo nivel y con ello las mujeres de esta población puedan dar a luz a sus hijos allí mismo y no tengan que ser remitidas a Valledupar. Pero Baquero no vio con buenos ojos dicha situación y ha sido un obstáculo para el mandatario, por lo que este no tuvo más reparo que recordarle que la época de campaña ya había pasado y que tenía que comportarse como lo que era, el secretario de Salud y apoyarlo por el bien de la comunidad.

Le puede interesar  Gobierno del Cesar salda deudas históricas por $5.431 millones a IPS

¿Asesora dónde está? 

Juana del Carmen Pacheco

Otra que está en el gabinete de Luis Alberto Monsalvo y que se ha encargado de ser igual o más invisible que el cargo que le dieron es la excandidata a la alcaldía de Bosconia Juana del Carmen Pacheco, quien fue llamada por el gobernador para que fuera la nueva Asesora de Paz del Cesar.

Pero su nombramiento ha pasado tan inadvertido como la gestión que ha hecho, puesto que poco o nada se sabe de esta dependencia que debería ser protagonista, más aún en este departamento donde las víctimas se cuentan por miles, y el recrudecimiento de la violencia en el sur del Cesar merecen una asesora que trabaje incansablemente. Para muchos es inentendible como después de pasar una campaña y teniendo la oportunidad de mostrar su trabajo, Pacheco no aprovecha para mostrar toda la gestión que tiene y de paso suma votos de cara a una futura contienda electoral.

¿puesto de corbata?, si así lo fuera no deja de ser una oportunidad para que Juana Pacheco deje ver el liderazgo que dice tener para poder ser alcaldesa de un municipio tan convulsionado como Bosconia.

Las críticas contra Vega

Leonardo Vega Sánchez 

En los últimos años no ha habido un secretario de Deportes del Cesar que haya mojado tanta prensa como Leonardo Vega, quien perdió en las elecciones de octubre del 2019 la alcaldía de Tamalameque contra el actual mandatario Luis Lascarro Tafur.

La lluvia de quejas de las diferentes ligas que han asegurado que desde la secretaria de Deportes no se ha dado el suficiente apoyo para que los deportistas profesionales con los que cuenta el departamento no cesen sus entrenamientos por cuenta del Covid-19.

Le puede interesar  Gobierno del Cesar salda deudas históricas por $5.431 millones a IPS

Prueba de ello es que todavía está en la retina las críticas que recibió Vega y su homólogo de Indupal, cuando la atleta Natalia Linares anunció que se iba para el departamento del Magdalena por falta de apoyo, al final la joven promesa del deporte cesarense se quedó, pero quedó el sinsabor por las circunstancias que rodearon la forma como se dio el respaldo.

Vega ha sido diligente, y en honor a la verdad, ha buscado soluciones a cada una de las críticas que han caído sobre sus hombros; sin embargo, y también en honor a la verdad, hay que decir que el problema de esta dependencia ha sido de recursos, sin plata no se puede patrocinar el entrenamiento de ningún deportista, por lo que las decisiones de lo que se haga e invierta por nuestros deportistas debe ser una apuesta de la cabeza que es el gobernador Monsalvo. Mientras no se haga eso, Vega tendrá que seguir cargando a cuestas los fundamentados reproches de los presidentes de algunas de las ligas.

 

¿Y Manuel Mejía?

Manuel Mejía Pallares 

La secretaria de Minas es una dependencia muerta en el departamento del Cesar, desde allí poco o nada se puede hacer para regular o evitar afectaciones al ambiente que se puedan realizar por cuenta de la actividad minera, las entidades a nivel nacional, como la Agencia Nacional de Minera el ministerio de Ambiente, entre otros, son las que deciden qué se puede y no hacer.

Por ello no se puede criticar que Manuel Mejía Pallares no haga gran cosa desde dicha sectorial, lo que sí causa sorpresa es que un hombre como él, con el recorrido político que tiene se haya dejado meter ahí, donde será completamente invisible, y aunque ha tratado de realizar algunas acciones, la naturaleza misma del cargo no le deja llegar más allá.

Mejía fue candidato en la contienda electoral pasada por el municipio de Chiriguaná, pero tres meses antes desmontó su candidatura para adherirse a la campaña del alcalde Iván Caamaño y buscar una curul en la Asamblea del Cesar, pero tampoco le alcanzó.

publicidad

publicidad